SE NECESITA UN ESFUERZO COMÚN O NO RESURGIRÁ. LA HISTORIA DE UNA CIUDAD.

Más imágenes de Colón

De las tres imágenes que les presentamos hoy, cómo se puede observar, dos corresponden a dibujos y la tercera a una fotografía. Los primeros fueron elaborados por un artista de nombre Melton Prior. No tenemos ni la menor idea del año en que realmente fueron elaborados, en cambio la foto y la leyenda que la acompaña nos repite que fue captada en 1909, cuando el nuevo edificio de la estación del ferrocarril fue inaugurado. Al momento que el ferrocarril pasó a la República de Panamá, esta construcción cesó en sus actividades y también pasó a manos panameñas que desde entonces le ha dado muy variados usos. Los dibujos es posible que sean de un poco antes. Por sí acaso aún no han identificado los lugares, es claro que pertenecen a la ciudad de Colón y los tres están en la primitiva Front Street, hoy Avenida del Frente, y mucho tienen que ver con el ya mencionado ferrocarril. Y es que se puede sin muchas dudas afirmar que la capital atlántica debe su vida a la línea férrea que unió a ese puerto con la capital del país. La historia de su fundación también nos permite efectuar la misma aseveración. En todo caso, si observamos hasta con una lupa el dibujo que aparece en primer plano, vemos a un carretillero y los apuros que su pobre caballo está pasando para cruzar transversalmente sobre los rieles del tren. De paso, si el caballo no camina, el tren que se acerca tendrá que parar. Fíjense como las personas mejores vestidas son los que lucen como extranjeros. Salen todos de los hoteles y se dirigen tal como parece a la primitiva estación para desde allí trasladarse a la ciudad de Panamá. Contrasta la vestimenta de ellos con un niño que acompañado de sus mayores camina "sin ropa hasta la frente", por no decir desnudo, y otro que aparece de espaldas lleva ropas todas raídas. En la otra ilustración, ya no hay tanto gentío, pero toda la actividad vuelve a girar alrededor de la vía férrea. Y es que parece que antes de abandonar la ciudad "el caballo de hierro" iba recogiendo más y más pasajeros hasta llegar a Mount Hope o Monte de la Esperanza, la próxima estación en su trayecto hasta el lado pacífico del istmo. Nótese también la cantidad de hoteles y posadas que se pueden ver. De las tres imágenes que les presentamos hoy, cómo se puede observar, dos corresponden a dibujos y la tercera a una fotografía. Los primeros fueron elaborados por un artista de nombre Melton Prior. No tenemos ni la menor idea del año en que realmente fueron elaborados, en cambio la foto y la leyenda que la acompaña nos repite que fue captada en 1909, cuando el nuevo edificio de la estación del ferrocarril fue inaugurado. Al momento que el ferrocarril pasó a la República de Panamá, esta construcción cesó en sus actividades y también pasó a manos panameñas que desde entonces le ha dado muy variados usos. Los dibujos es posible que sean de un poco antes. Por sí acaso aún no han identificado los lugares, es claro que pertenecen a la ciudad de Colón y los tres están en la primitiva Front Street, hoy Avenida del Frente, y mucho tienen que ver con el ya mencionado ferrocarril. Y es que se puede sin muchas dudas afirmar que la capital atlántica debe su vida a la línea férrea que unió a ese puerto con la capital del país. La historia de su fundación también nos permite efectuar la misma aseveración. En todo caso, si observamos hasta con una lupa el dibujo que aparece en primer plano, vemos a un carretillero y los apuros que su pobre caballo está pasando para cruzar transversalmente sobre los rieles del tren. De paso, si el caballo no camina, el tren que se acerca tendrá que parar. Fíjense como las personas mejores vestidas son los que lucen como extranjeros. Salen todos de los hoteles y se dirigen tal como parece a la primitiva estación para desde allí trasladarse a la ciudad de Panamá. Contrasta la vestimenta de ellos con un niño que acompañado de sus mayores camina

De las tres imágenes que les presentamos hoy, cómo se puede observar, dos corresponden a dibujos y la tercera a una fotografía. Los primeros fueron elaborados por un artista de nombre Melton Prior. No tenemos ni la menor idea del año en que realmente fueron elaborados, en cambio la foto y la leyenda que la acompaña nos repite que fue captada en 1909, cuando el nuevo edificio de la estación del ferrocarril fue inaugurado. Al momento que el ferrocarril pasó a la República de Panamá, esta construcción cesó en sus actividades y también pasó a manos panameñas que desde entonces le ha dado muy variados usos. Los dibujos es posible que sean de un poco antes. Por sí acaso aún no han identificado los lugares, es claro que pertenecen a la ciudad de Colón y los tres están en la primitiva Front Street, hoy Avenida del Frente, y mucho tienen que ver con el ya mencionado ferrocarril. Y es que se puede sin muchas dudas afirmar que la capital atlántica debe su vida a la línea férrea que unió a ese puerto con la capital del país. La historia de su fundación también nos permite efectuar la misma aseveración. En todo caso, si observamos hasta con una lupa el dibujo que aparece en primer plano, vemos a un carretillero y los apuros que su pobre caballo está pasando para cruzar transversalmente sobre los rieles del tren. De paso, si el caballo no camina, el tren que se acerca tendrá que parar. Fíjense como las personas mejores vestidas son los que lucen como extranjeros. Salen todos de los hoteles y se dirigen tal como parece a la primitiva estación para desde allí trasladarse a la ciudad de Panamá. Contrasta la vestimenta de ellos con un niño que acompañado de sus mayores camina "sin ropa hasta la frente", por no decir desnudo, y otro que aparece de espaldas lleva ropas todas raídas. En la otra ilustración, ya no hay tanto gentío, pero toda la actividad vuelve a girar alrededor de la vía férrea. Y es que parece que antes de abandonar la ciudad "el caballo de hierro" iba recogiendo más y más pasajeros hasta llegar a Mount Hope o Monte de la Esperanza, la próxima estación en su trayecto hasta el lado pacífico del istmo. Nótese también la cantidad de hoteles y posadas que se pueden ver.

26_Raices_2 26_Raices_2

26_Raices_2

26_Raices_3 26_Raices_3

26_Raices_3

La Avenida del Frente fue quizás uno de los lugares que según los encargados de divulgar los comienzos de Colón merecía aparecer. Y es que son innumerables los dibujos primero y las fotografías después que de esa ciudad y de sus tiempos pasados se han logrado conservar. Y sobre todo de esta avenida, que por mucho tiempo fue la única que la ciudad poseyó.

Hoy tenemos un claro ejemplo de todo lo anterior. Una avenida que como casi todo lo que aquella urbe representaba, con un poco de culpa de todos los que allí vivimos y aún viven no logra su redefinición para volver a ser lo que en un tiempo fue.

¿Abulia de los gobiernos, indiferencia de sus ciudadanos? Lo que fuese con algo de conciencia y voluntad se podría prontamente enmendar. A ver si ahora va a ser así.

Mas, comencemos a trasladarnos a la historia de esa comunidad.

En las épocas de estos dibujos, Colón no era más que unas dos o tres calles y la que aquí se representa era la mejor.

Estamos hablando de finales del siglo XIX o comienzos del XX que es cuando todo lo que aquí se ve supo aparecer.

No está de más, aun cuando ya lo hayamos repetido, que rememoremos cómo y cuándo nació esa hoy abandonada ciudad, que llegó a ser y por innumerables y variadas razones la "tacita de plata" de la nación.

Y fue el 27 de febrero de 1852 cuando, por motivos esperados algunos e inesperados otros, surgió el principal puerto de esta muy curiosa nación, que se da el dudoso lujo de permitir que la sala de espera y de entrada de su casa no sea la más adecuada para poderla representar.

Y lo que hoy es Colón vino a nacer por una también inesperada situación: la Compañía del Ferrocarril Transístmico necesitaba un puerto en el lado atlántico de este territorio. Se había pensado que este quedaría en Portobelo, pero por motivos de altos costos de la tierra necesaria hubo un mejor ofrecimiento para la Isla de Manzanillo, la cual dio nacimiento al puerto que hoy vuelve y con gusto a ocupar nuestra atención.

Todo esto en la misma isla de Manzanillo a orillas de la conocida y profunda bahía de Limón. Por mil pesos de la época un inglés de nombre Daniel George, capitán de navío que había llegado incorporado a la legión británica y aquí se asentó en la población de Chagres. Luego adquirió, con el fin de sembrar unas bananeras, la isla arriba mencionada, en la que entonces tan sólo existían matorrales y manglares.

Y los trabajos del ferrocarril se iniciaron y se unió la isla al resto de la tierra firme por medio de una lengua de tierra. El gobierno colombiano bajo la presidencia de Carlos Holguín siendo gobernador de la provincia de Panamá Manuel María Díaz resolvió fundar en propiedad a la nueva ciudad.

Al acto de inauguración asistieron Victoriano de Diego Paredes, encargado de Negocios de la Nueva Granada en Estados Unidos; John Law, de Nueva York; los señores Stephens y Webb, de la compañía ferrocarrilera y otras personalidades más.

Paredes propuso para la ciudad el nombre –más tarde rechazado– de Aspinwall, por uno de los ingenieros del ferrocarril, a la que los franceses llamaban Cristophoro Colombus y Mariano Arosemena, Colón.

El primer edificio que se construyó sobre la isla de Manzanillo fue el de la estación del ferrocarril, allá cerca del actual muelle fiscal.

Desde entonces arrancan los altos y bajos de la nueva ciudad y que esperamos finalicen pronto para que asuma el verdadero puesto que su situación, sus habitantes y las actividades comerciales que allí se desarrollan le deben conceder.

Textos: Harry Castro Stanziola Fotografías: Ricardo López Arias Comentarios: vivir+@prensa.com

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

CRISIS CIDH pide a Nicaragua proteger la vida y derechos de siete opositoras presas

Amaya Coppens, de 24 años, detenida en septiembre pasado y acusada de terrorismo.  Amaya Coppens, de 24 años, detenida en septiembre pasado y acusada de terrorismo.
Amaya Coppens, de 24 años, detenida en septiembre pasado y acusada de terrorismo. Tomado de La Prensa de Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concedió este martes medidas cautelares a siete opositoras presas en ...

Jerusalén Subastan carta escrita por Einstein en casi 40 mil dólares

Albert Einstein escribió la carta a su hermana. Albert Einstein escribió la carta a su hermana.
Albert Einstein escribió la carta a su hermana. AP/Archivo

Una carta escrita a mano por Albert Einstein en la que advierte sobre los peligros del nacionalismo y antisemitismo años antes ...

TECNOLOGÍA La NASA apuesta a llevar hombres a Marte en un plazo de 25 años

Tom Jones es un astronauta retirado de la NASA que viajó al espacio en distintas misiones.  Tom Jones es un astronauta retirado de la NASA que viajó al espacio en distintas misiones.
Tom Jones es un astronauta retirado de la NASA que viajó al espacio en distintas misiones. AFP/Andrew Caballero-Reynolds

Radiación mortal del cosmos, posible pérdida de la visión y huesos atrofiados son solo algunos de los desafíos que los ...