NÚCLEO FINANCIERO. los primeros bancos se organizaron a orillas del mar Mediterráneo.

El mundo y los bancos

Hubo un tiempo por la década de los años 30 ó 40, no recordamos bien, que lo que era conocido como el Chase Manhattan Bank, originalmente se llamaba el Comercial National Bank. Estuvo situado en la esquina de la Calle 6ª que da al parque de la Catedral. Con anterioridad allí habían existido diversos almacenes, hasta que por último lo ocupó la agencia de la familia Preciado. Originalmente la casa era propiedad de una de las familias Arias. Antes y en 1914 el banco ya tenía una sucursal en Cristóbal. En 1935, en el propio Colón; en el 38, en Balboa. Más tarde también tuvo sucursales en Las Tablas, Santiago, Aguadulce, La Concepción y Penonomé. Aquí y de nuevo en la capital, el Chase estuvo después en la Plaza 5 de Mayo (1952). Más tarde se mudó para la Vía España. Todo lo anterior es para recordar que el grupo humano que aquí se ve estaba compuesto por la directiva y los empleados de esa institución cuando estuvieron laborando en las oficinas del parque de la Catedral. Algún familiar nos manifestó que la persona vestida de blanco y sentada en el medio era el Sr. E. Healy, el gerente de la entidad. Aparecen allí también Basilio Ford, E. de Diego, doña Doris Poileau, el Sr. Marciaq, el Sr. Ho. Estamos seguros que pronto se podrían saber los nombres y los sitios ocupados por los demás. Por lo pronto permítannos decirles que encontramos una interesante lista de personas que en esta ciudad, por allá en los años 40 también del siglo XX, laboraban en entidades bancarias: Eduardo de Alba, Alfaro Carlos F., Arias José R., Boyd Rogelio, Briceño Emilio, Barrera Eugenio, Brummer Carl, Castro Belisario, Gutiérrez Oscar, Chang Ho, De Diego Jr. Carlos, Diez Manuel J., Feacan Roberto, Ford Basilio, Harsell B.F., Hall E.H., Icaza Julio, Johnson J.E., Carmela de Kraus, Laffer W.L., Linares E.E., Lafargue José, Jowe S., Marciacq Héctor, Marciacq Ricardo, Méndez Baldomero, Myers Eduardo, Obediente Federico, Orillac René, Paredes Tomás, Paileau Dora, Paole, Ramos Gilberto, Slocum Ernest, Tascón Leoncio, Vega José, Vieblig J.F. De más está indicar que muchos de los anteriores de seguro figurarán en nuestra foto de hoy. Y ahora, a reconocerlos por favor. Hubo un tiempo por la década de los años 30 ó 40, no recordamos bien, que lo que era conocido como el Chase Manhattan Bank, originalmente se llamaba el Comercial National Bank. Estuvo situado en la esquina de la Calle 6ª que da al parque de la Catedral. Con anterioridad allí habían existido diversos almacenes, hasta que por último lo ocupó la agencia de la familia Preciado. Originalmente la casa era propiedad de una de las familias Arias. Antes y en 1914 el banco ya tenía una sucursal en Cristóbal. En 1935, en el propio Colón; en el 38, en Balboa. Más tarde también tuvo sucursales en Las Tablas, Santiago, Aguadulce, La Concepción y Penonomé. Aquí y de nuevo en la capital, el Chase estuvo después en la Plaza 5 de Mayo (1952). Más tarde se mudó para la Vía España. Todo lo anterior es para recordar que el grupo humano que aquí se ve estaba compuesto por la directiva y los empleados de esa institución cuando estuvieron laborando en las oficinas del parque de la Catedral. Algún familiar nos manifestó que la persona vestida de blanco y sentada en el medio era el Sr. E. Healy, el gerente de la entidad. Aparecen allí también Basilio Ford, E. de Diego, doña Doris Poileau, el Sr. Marciaq, el Sr. Ho. Estamos seguros que pronto se podrían saber los nombres y los sitios ocupados por los demás. Por lo pronto permítannos decirles que encontramos una interesante lista de personas que en esta ciudad, por allá en los años 40 también del siglo XX, laboraban en entidades bancarias: Eduardo de Alba, Alfaro Carlos F., Arias José R., Boyd Rogelio, Briceño Emilio, Barrera Eugenio, Brummer Carl, Castro Belisario, Gutiérrez Oscar, Chang Ho, De Diego Jr. Carlos, Diez Manuel J., Feacan Roberto, Ford Basilio, Harsell B.F., Hall E.H., Icaza Julio, Johnson J.E., Carmela de Kraus, Laffer W.L., Linares E.E., Lafargue José, Jowe S., Marciacq Héctor, Marciacq Ricardo, Méndez Baldomero, Myers Eduardo, Obediente Federico, Orillac René, Paredes Tomás, Paileau Dora, Paole, Ramos Gilberto, Slocum Ernest, Tascón Leoncio, Vega José, Vieblig J.F. De más está indicar que muchos de los anteriores de seguro figurarán en nuestra foto de hoy. Y ahora, a reconocerlos por favor.
Hubo un tiempo por la década de los años 30 ó 40, no recordamos bien, que lo que era conocido como el Chase Manhattan Bank, originalmente se llamaba el Comercial National Bank. Estuvo situado en la esquina de la Calle 6ª que da al parque de la Catedral. Con anterioridad allí habían existido diversos almacenes, hasta que por último lo ocupó la agencia de la familia Preciado. Originalmente la casa era propiedad de una de las familias Arias. Antes y en 1914 el banco ya tenía una sucursal en Cristóbal. En 1935, en el propio Colón; en el 38, en Balboa. Más tarde también tuvo sucursales en Las Tablas, Santiago, Aguadulce, La Concepción y Penonomé. Aquí y de nuevo en la capital, el Chase estuvo después en la Plaza 5 de Mayo (1952). Más tarde se mudó para la Vía España. Todo lo anterior es para recordar que el grupo humano que aquí se ve estaba compuesto por la directiva y los empleados de esa institución cuando estuvieron laborando en las oficinas del parque de la Catedral. Algún familiar nos manifestó que la persona vestida de blanco y sentada en el medio era el Sr. E. Healy, el gerente de la entidad. Aparecen allí también Basilio Ford, E. de Diego, doña Doris Poileau, el Sr. Marciaq, el Sr. Ho. Estamos seguros que pronto se podrían saber los nombres y los sitios ocupados por los demás. Por lo pronto permítannos decirles que encontramos una interesante lista de personas que en esta ciudad, por allá en los años 40 también del siglo XX, laboraban en entidades bancarias: Eduardo de Alba, Alfaro Carlos F., Arias José R., Boyd Rogelio, Briceño Emilio, Barrera Eugenio, Brummer Carl, Castro Belisario, Gutiérrez Oscar, Chang Ho, De Diego Jr. Carlos, Diez Manuel J., Feacan Roberto, Ford Basilio, Harsell B.F., Hall E.H., Icaza Julio, Johnson J.E., Carmela de Kraus, Laffer W.L., Linares E.E., Lafargue José, Jowe S., Marciacq Héctor, Marciacq Ricardo, Méndez Baldomero, Myers Eduardo, Obediente Federico, Orillac René, Paredes Tomás, Paileau Dora, Paole, Ramos Gilberto, Slocum Ernest, Tascón Leoncio, Vega José, Vieblig J.F. De más está indicar que muchos de los anteriores de seguro figurarán en nuestra foto de hoy. Y ahora, a reconocerlos por favor.

Muchos autores nos relatan que los primeros bancos se organizaron en los países que desde siempre fueron más que dedicados al comercio, o sea, los que estaban a orillas del mar Mediterráneo.

Griegos, romanos, egipcios, fenicios, babilonios fueron los iniciadores y utilizaron sus templos como los lugares que servían como depósitos de variados productos y los que a su vez se utilizaban para garantía de préstamos.

Acordémonos de Jesús cuando expulsó a ciertos comerciantes de esos lugares.

Más tarde y a partir de los siglos X y XII de nuestra era, en Italia se fueron perfeccionando algunas otras prácticas bancarias. Aparecen después los billetes de banco, más tarde llega con la era industrial, la financiación de empresas, así como la emisión de medios circulantes.

Pero volviendo de nuevo atrás, se dice que fueron los griegos y tan temprano como el siglo IV antes de Cristo, cuando aquellos inventaron las letras de cambio. Por lo menos así lo dice Sócrates en su discurso sobre la Banca. Con ello, los comerciantes dejaron el tener que viajar con enormes cantidades de dinero encima.

Se dice que las monedas, fabricadas de variadas aleaciones de metales, pero sobre todo del oro y de la plata, aparecieron en el siglo VII también antes de Cristo.

Tuvieron variadas formas, pero lo que más las caracterizaba eran las diferentes marcas que les colocaban para distinguirlas.

En cuanto a los billetes de banco se refiere, que aparecieron ya más tarde y precisamente en el año de 1658, cuando el Riksbank de Estocolmo, Suecia, los emitió por vez primera, siendo después Inglaterra su continuadora.

En 1891, la Compañía American Express creó los cheques viajeros. Precisamente el primero de ellos tenía la fecha del 5 de agosto del año arriba mencionado.

Y por tener mucho que ver también con los bancos, vamos a hablar aquí, aunque sea muy poco, de las cajas fuertes.

Estas suplantaron a unas enormes especies de armarios totalmente reforzados, que se habían usado hasta entonces, pero que no eran tan seguros en especial al fuego y hasta a los ladrones.

Fue un ciudadano francés de apellido Fichet y en el año de 1844, quien las creó.

Pero como casi siempre sucede lo impredecible, pronto aparecieron los sopletes de acetileno que aún cuando no fueron inventados para eso, fueron la dicha para muchos ladrones.

Ya que estamos hablando de asuntos relacionados con las finanzas, mencionemos a las conocidas bolsas de valores.

Nacieron a mediados del siglo XV, en Bélgica. Las puso en práctica por primera vez una familia que llevaba por apellido de Van Bureu.

Ellos a su vez eran propietarios de un hotel y fue en él en donde por primera vez se realizaron esas actividades.

Luego llegan, entre otras novedades, las tarjetas de crédito, siendo en 1950 el estadounidense Ralph Schneider a quien se le ocurrió la idea.

El todo fue ideado para ser usado por el Banco de América.

Por favor, no se vayan ni tan siquiera a imaginar que ahora estamos metidos a financieros. Diversas enciclopedias y el Libro Mundial de Inventos de la Editorial Grijalbo nos han ayudado a salir del paso.

Nos imaginamos que ya por internet estarían prontos a prestarles plata.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

ganó el Belmont Stakes de 1964 Fallece el legendario jockey panameño Manuel Manny Ycaza

En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969. En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969.
En la foto tomada en noviembre de 1963 está Manny Icaza (C) junto a su esposa Linda Bement, quien fue Miss Universo 1960, en el bautizo de uno de sus hijos. La pareja se divorció en 1969. AP

Manuel Manny Ycaza, el jockey panameño miembro del Salón de la Fama y ganador del Belmont Stakes de 1964, quien abrió camino ...