ROLLING STONES.

Se niegan a ser una banda política

Se niegan a ser una banda política
Se niegan a ser una banda política

El guitarrista Keith Richards se mostró contrario a convertir a los Rolling Stones en una "banda política" y aclaró que es preferible hablar sobre temas más universales "como el amor y la libertad", que de funcionarios.

"No quiero que nuestra banda termine siendo política. Sólo quiero que la gente la vea como una buena banda, como un gran grupo", declaró a BBC de Londres.

Richards también admitió diferencias con el vocalista del grupo, Mick Jagger, por haber escrito el tema Sweet Neo-Con, un ataque que algunos críticas juzgaron dirigido a las políticas del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pero que fue negado por su autor.

Esa canción se incluye en el nuevo álbum de los Rolling Stones, A Bigger Bang, que se lanzará próximamente.

"Personalmente, nunca pienso en políticos si voy a escribir una canción. Esa es una área infértil. Ellos (los políticos) van y vienen, yo estoy más interesado en escribir sobre temas más universales, como el amor y la libertad", declaró el guitarrista. "No quería que nuestro nuevo álbum incluyera temas periféricos de distracción política, que generaran polémicas estúpidas. Pero si las quieres, las tendremos", agregó.

Además, admitió que tanto Jagger como el músico irlandés Bob Geldof, lo trataron de convencer para tocar en el concierto benéfico de Live 8 en Londres, pero terminó negándose. "Simplemente me negué porque creí que la conexión entre Geldof y el Partido Laborista no era buena, no veía la razón por la que haciendo un recital fuéramos a darle de comer a los bebés en África", comentó Richards.

El concierto de Live 8, que se realizó el pasado 3 de julio en la capital británica y en otras nueve ciudades del mundo, pedía a los gobernantes del G-8 (los países más ricos del mundo y Rusia), tomar conciencia para erradicar la pobreza en África.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL