Un paraíso protegido

El Parque Nacional Coiba es una maravilla del mundo que está en manos de los panameños.

Temas:

CUIDAR. Su conservación se asegura mediante sanciones y un patrullaje de vigilancia alrededor del parque. LA PRENSA/MARIANELLA MEJÍA S. CUIDAR. Su conservación se asegura mediante sanciones y un patrullaje de vigilancia alrededor del parque. LA PRENSA/MARIANELLA MEJÍA S.
CUIDAR. Su conservación se asegura mediante sanciones y un patrullaje de vigilancia alrededor del parque. LA PRENSA/MARIANELLA MEJÍA S.

El Parque Nacional Coiba hace unos años solo se limitaba a ser una isla al suroeste de Panamá, en el golfo de Chiriquí. Sin embargo, luego de ser establecida como Área Protegida en 2004, el panorama cambió para este pequeño paraíso natural.

El Parque Nacional Coiba fue decretado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pero lo cierto es que este título puede estar en peligro si su administración y gestión no es la correcta.

La historia reciente cuenta que en Coiba funcionaba un penal que albergaba a cientos de preso traídos de tierra firme, que iban a cumplir su condena en esta isla, donde la libertad era relativa al tener un gran mar como paisaje y que se convertía en una terrible quimera.

Con una extensión de 270 mil 517 hectáreas, el Parque Nacional está conformado por la isla de Coiba, la más grande del Pacífico centroamericano, más ocho islas menores y 30 islotes.

Parte del plan de manejo que lleva el Parque Nacional consiste en la conservación y preservación de los recursos marino-costeros, es decir: leyes que protegen el abuso de estas áreas con actividades que pueden afectar el medio ambiente.

La conservación se asegura mediante sanciones y un patrullaje de vigilancia alrededor del parque para procurar que no se realicen actividades ilegales.

Por ejemplo, la pesca en el Parque Nacional está permitida siempre y cuando sea para sustento y las técnicas usadas excluyan las redes de arrastre o los trasmallos, explica Gabriela Etchelecu, directora general de la Fundación MarViva.

Sin embargo, la pesca con cuerda o en línea de anzuelo es permitida. De esta manera, los pescadores que viven de ello pueden continuar con su actividad y sin afectar el ecosistema.

Muchas veces el peligro no es controlable. La pesca de arrastre para la captura de camarones es de las más desequilibrada: el 90% de lo que se pesca no es utilizable.

El 10% de lo que atrapan son camarones y el resto son especies que han quedado atrapadas en las redes.

Y aunque esto no sea rentable para los pesqueros industriales, éstos no cambian los procesos.

El patrullaje que se lleva a cabo en las aguas de este Parque Nacional se hace con una embarcación que MarViva pone a disposición de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) o de la Policía Marítima. De esta manera logran capturar in fraganti a los delincuentes y asignarles, en el mejor de los casos, una multa.

El problema radica en que el proceso es muy largo. Las multas se pierden en el tiempo y muchas de estas embarcaciones reinciden en el delito.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

GIRA OFICIAL A CHINA Panamá inaugura consulado en Shangái

El gobierno de Juan Carlos Varela inauguró el 21 de noviembre de 2017 la sede del Consulado de Panamá en Shangái, en el marco de la gira oficial que inició el 14 de noviembre.
Tomado de @CancilleriaPma

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Juegos de Colombia Karateca Cención consigue bronce en los Bolivarianos

Héctor Cención celebra su logro. Héctor Cención celebra su logro.
Héctor Cención celebra su logro. Cortesía/Pandeportes

El karateca panameño Héctor Cención logró la medalla de bronce en kata masculina individual, este martes en los Juegos ...