COMPRAS. Cambios de ropa.

El regalo no me queda

La mayoría de los almacenes exige a sus clientes que la mercancía regrese en buen estado.

COMPULSIVOS. El afán lleva a las personas a comprar sin fijarse en las tallas. COMPULSIVOS. El afán lleva a las personas a comprar sin fijarse en las tallas.
COMPULSIVOS. El afán lleva a las personas a comprar sin fijarse en las tallas.

Todavía no ha pasado la Navidad y las cajas de los almacenes ya enfrentan filas para hacer cambios de mercancía, tan largas como las de adquisición de esta.

Lo más probable es que esto empeore cuando culminen las fiestas. Los clientes llegan a cualquier hora y cambian todo tipo de artículos, explica Yarabi Rosales, asistente de publicidad y mercadeo, del almacén Collins de vía España.

"El mayor porcentaje de clientes que llegan a cambiar mercancía, son mujeres", cuenta Rosales. "Esta realidad se hace obvia en la distribución de los 18 departamentos del almacén: cuatro son de damas, solo uno es de caballeros", agrega.

Muy similares son las estadísticas de cambio en el almacén Danté, cuenta una de las encargadas de venta.

"La mayoría de los cambios que se realizan son por la talla de la pieza, ya sea que le quedó muy grande o muy chiquita al cliente o porque simplemente no le gustó el color", agrega la encargada de Danté.

Cuando se trata de este tipo de almacenes, los cambios de mercancía son bastante sencillos para los clientes. Ambos manejan un sistema computarizado de inventario, que le ahorra al cliente la necesidad de traer la factura.

En el caso de un almacén como Conway, es de rigor que el cliente presente la factura de compra, el tiquete de la ropa y hasta el cartucho del almacén, explica el gerente general José Villarreal.

Pero no todos los almacenes populares son tan exigentes. Edilma De Quintero, la gerente general de mercadeo y publicidad de El Titán, explica que cuando se trata de hacer cambios, al tratarse de regalos, no le exigen al cliente que presente factura, "aunque casi todos son responsables y la traen", añade.

Inclusive puede que la mercancía no regrese en el mismo estado en que se fue y realizan el cambio. "Muchos clientes lavan la ropa antes de ponérsela y dependiendo de la calidad, esta puede desteñirse, y no nos queda más que hacer el cambio", explica De Quintero.

Por lo general, los almacenes exigen que la mercancía que el cliente quiere cambiar regrese en buenas condiciones, como se vendió.

"Pedimos que cuando los clientes quieran cambiar una mercancía, ésta regrese como se fue. Lo máximo que se acepta es que esté algo ajada", cuenta Rosales, de Collins.

Otro detalle importante para hacer un cambio es hacerlo en el tiempo permitido, esto varía según almacén.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

TENSIÓN Rajoy pide poderes para disolver gobierno de Cataluña

Mariano Rajoy. Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy. AFP

El presidente del gobierno español dijo el sábado que quiere que el Senado le otorgue poderes directos para disolver el ...

NARCOTRÁFICO Presidente filipino Duterte, dispuesto a matar él mismo a criminales

Rodrigo Duterte. Rodrigo Duterte.
Rodrigo Duterte. AP

El presidente filipino Rodrigo Duterte se ha mostrado dispuesto a "apretar el gatillo" para matar a criminales, mientras ...

Videos Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas

Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas Vídeo
Mi Bus trabaja en hacer más simple la identificación de rutas

El gerente general de Mi Bus, Ignasi Armengol, compartió con un grupo de periodistas donde hablaron sobre nuevas ideas, ...