la pasión por el baloncesto

Guna Yala y su éxito

Los especialistas en deporte, definen a los gunas como atletas con una gran resistencia física y mucha habilidad mental.

Temas:

A pesar de tener entre 12 y 14 años de edad, las campeonas juveniles demostraron mucha concentración, disciplina y coraje en el tabloncillo. A pesar de tener entre 12 y 14 años de edad, las campeonas juveniles demostraron mucha concentración, disciplina y coraje en el tabloncillo.

A pesar de tener entre 12 y 14 años de edad, las campeonas juveniles demostraron mucha concentración, disciplina y coraje en el tabloncillo. Foto por: Ana Renteria

Las jugadoras de Guna Yala aprendieron que en el baloncesto no hay tamaño que asuste. Las jugadoras de Guna Yala aprendieron que en el baloncesto no hay tamaño que asuste.

Las jugadoras de Guna Yala aprendieron que en el baloncesto no hay tamaño que asuste. Foto por: Ana Renteria

Las muchachas lo dieron todo. Las muchachas lo dieron todo.

Las muchachas lo dieron todo.

Al decir Guna Yala, el promedio de personas piensa en islas paradisiacas, paisajes hermosos, arena blanca, palmas, sol, estrellas de mar y demás. Pero, Guna Yala abarca mucho más que eso, tiene gente trabajadora, comercio, cultura y sobre todo deporte.

Guna Yala, comarca indígena ubicada en Panamá, habitada por gunas. Hasta 1998 se conoció como San Blas y Kuna Yala hasta 2010. Hoy día tras el reconocimiento del Gobierno Nacional en 2011, oficialmente se dice Guna Yala, ya que la k no existe en el idioma guna.

En la comarca hay unas 365 islas, que se le reconocen a los gunas, en ellas el turismo es la principal fuente de ingreso para los indígenas, que están apegados a las tradiciones. También hay quienes respetan las tradiciones, pero tratan de encajar un poco con la globalización.

Una manera en que la modernización y la influencia de otras culturas ha tocado a los gunas, es por medio del deporte. Aunque no cuentan con mucho espacio para desarrollar canchas en sus islas, ellos se las han ingeniado para convertirse en rivales de respeto en el baloncesto local, tal cual fue el caso de la selección Sub-14 femenina que terminó campeona en los pasados Juegos Juveniles.

“No tenemos mucho espacio para desarrollar otros deportes, hacer un estadio de béisbol sería abarcar casi toda una isla”, explicó Luis Andreve, profesor de educación física en el Instituto Comercial Panamá y uno de los propulsores de las ligas deportivas gunas en la capital del país.

Para Andreve este título deja precedentes en el deporte colegial. Las niñas gunas no tienen el prototipo especial de jugadoras de baloncesto, pero sí tienen mucho fogueo que las hizo perder el miedo de enfrentarse ante rivales más altas que ellas y con mejores implementos deportivos.

“Me sentí muy contenta del triunfo que obtuvimos. No fue fácil, pero entendí que en el baloncesto todos somos iguales. Yo soy bajita, pero jugamos bien”, indicó Yudiacni García, defensa de 12 años de edad, de ese equipo campeón.

“El fogueo mata baja estatura, pero es importante tener un jugador alto para los rebotes, porque si no, te matan el juego”, expresó Andreve.

Pero, también señaló que a medida que se ha dado el mestizaje, los indígenas han crecido un poco en estatura. “El prototipo del guna ha cambiado debido al mestizaje, pero la carencia en altura, la hemos cambiado por velocidad y tiros largos y medios”, sostuvo el profesor de educación física.

Esta teoría es apoyada por José Alba, quien fuese el director técnico de la Sub-14 femenina en los Juegos Juveniles y ha sido entrenador de la Liga Profesional de Baloncesto Femenina.

“Yo les enseñé toda la mañana qué hay en baloncesto, porque ellas eran más pequeñas en el tabloncillo. Si te vienen a intimidar, intimida primero”, manifestó Alba.

De igual forma explicó que los demás equipos no deben verlas como rivales fáciles porque son pequeñas y no hacen nada. “En el juego de baloncesto no hay tamaño”.

Así mismo, se ha intentado explicarle a jugadoras gunas que no están en este equipo Sub-14, pero sí forman parte de varias ligas locales.

“La clave del éxito es foguearse con jugadores más fuertes”, expresó Andreve. “Eso es para todos los deportes. Hay que foguearse, tener experiencia, porque así se pierde el miedo”.

EL PROCESO

El equipo de las campeones juveniles se formó gracias a la insistencia de los profesores Andreve, Alba y Jhony Alfaro en la comarca.

Se tuvo que buscar jugadoras en diferentes puntos del país, todas gunas, que estuvieron jugando, para aceptar la invitación que en su momento les hizo Pandeportes.

Según Alba, tuvo que echar una mirada a su academia del barrio, donde tenía algunas jóvenes que poco a poco han ido subiendo de categoría juntas.

De allí se unieron chicas de Colón, Guna Yala y la capital del país, para formar el equipo, ya que de un solo lugar no salía todo el equipo.

Tras tener el equipo complemento comenzaron las prácticas, fogueos fuertes y tácticas para ser mejores en el terreno.

Al llegar el momento de debutar en los V Juegos Juveniles, las actuales campeonas eran el equipo más “débil” del torneo debido a su estatura, contextura, menos experiencia y la carencia de implementos deportivos que facilitarán su desarrollo en el tabloncillo.

Muy discretamente, vistiendo una camiseta roja con el nombre Guna Yala en sus pechos, algunas con zapatillas “chinitas”, otras con una cola de caballo y muchas ganas de demostrar que el tamaño no importaba.

A pesar del trabajo psicológico que les había hecho el entrenador y su segunda, Marisol López, las jugadoras, en algún momento se sintieron atemorizadas por las “potencias” de los Juegos. La Academia Interamericana de Panamá y las chicas de San Miguelito.

Juego tras juego, Guna Yala fue dejando rivales y sorprendiendo hasta elevar la máxima expectativa del público sobre la final femenina, donde se impusieron 41-36 a San Miguelito.

Tras el triunfo, las niñas regresaron a casa con las medallas que les dio Pandeportes. No hubo celebración ni condecoración por parte de nadie. Situación que desanimó al equipo, pues sintieron que ni ellas ni el deporte son tomados en serio en Guna Yala.

“Recuerdo que después que salimos del hotel en vía Argentina como a las 6:30 a.m., llegamos hasta Pilón en Colón, luego seguimos hasta Miramar como a las 7:00 p.m.. Allí tomé el bote que me llevaría hasta mi casa en Corazón de Jesús, una de las islas principales de Guna Yala”, expresó Yudiacni García.

“Era de noche y el mar estaba picado, yo nunca había viajado por ahí y tenía mucho miedo, me puse a llorar del susto, pero finalmente llegamos”, sostuvo la joven, quien estudia en el primer año B del colegio secundario Félix Esteban Oller.

A pesar de todo el susto que pasó, García admite que volvería a pasar por lo mismo si se trata de ir a jugar baloncesto y representar a la comarca.

FUTURO

Según comentó el entrenador Alba, él espera que la Federación Panameña de Baloncesto (Fepaba) no los deje en el olvido.

“Ojalá que la Fepaba no nos deje abandonados, para comunicarnos y saber cómo podemos seguir adelante hasta con un equipo masculino”.

Por su parte, Andreve, uno de los ejes del deporte guna en Panamá, admite que las ligas locales se desarrollan en la cinta costera, Parque Urraca y en la cancha del Club de Leones de El Marañón y que poco a poco los gunas van tomándose el deporte, solo necesitan más invitaciones a eventos importantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código