EQUIPO sub 18 ARRIBÓ AYER DESDE MÉXICO

Largo viaje desde La Paz

El hotel donde se alojó Panamá fue diseñado y está preparado para soportar huracanes, según Rodrigo Orozco.
Turistas extranjeros, incluyendo delegaciones deportivas varadas, aguardan su evacuación en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana en San José de los Cabos, Baja California Sur. AP / Christian Palma. Turistas extranjeros, incluyendo delegaciones deportivas varadas, aguardan su evacuación en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana en San José de los Cabos, Baja California Sur. AP / Christian Palma.
Turistas extranjeros, incluyendo delegaciones deportivas varadas, aguardan su evacuación en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana en San José de los Cabos, Baja California Sur. AP / Christian Palma.

Como una situación especial, pero superada sin grandes sustos “gracias a la confianza en Dios”, describe el jugador santeño José Caballero la experiencia que le tocó vivir a la selección nacional Sub 18 de béisbol en La Paz, Baja California, uno de los estados mexicanos que fue afectado por el huracán “Odile”.

El equipo panameño, que fracasó en su objetivo de clasificar al Mundial 2015 en Japón luego de caer 2-1 ante Brasil en su último compromiso en el Panamericano Sub- 18, que se celebró en México, llegó en absoluto silencio la mañana del miércoles al aeropuerto de Tocumen, donde los jugadores y técnicos fueron recibidos por sus familiares.

La delegación istmeña, que afortunadamente no se vio afectada por este huracán, no obstante, quedó varada en Baja California Sur después del paso del huracán “Odile”, teniendo que retrasar su vuelo de regreso, previsto para el domingo, debido a que los vuelos comerciales fueron suspendidos indefinidamente.

Se quedaron sin comida

Al margen de los destrozos causados por el paso del huracán en la zona noreste de México, que el 15 de septiembre por la noche se debilitó hasta convertirse en tormenta tropical, Caballero reconoció que en lo que respecta al equipo istmeño “no tuvimos ninguna dificultad gracias a Dios, salvo la alimentación, ya que tuvimos que saltarnos algunas comidas entre el domingo y el lunes”.

Sin luz por un rato

“Muy difícil para nosotros, ya que nos quedamos sin comida y no teníamos dónde ir a comprar alimentos porque todo estaba cerrado por el paso del huracán, y tuvimos que esperar al día siguiente [lunes] para desayunar”, dijo Caballero.

“El domingo en la noche nos dijeron que entráramos al cuarto en el hotel porque pasaría una fuerte tormenta en La Paz, pero gracias a Dios no pasó nada; en el hotel donde estábamos, de repente se iba la luz”, agregó, un campo corto que brilló con luz propia por su buen desempeño defensivo y ofensivo.

“Estuvimos bien resguardados y dentro de todo lo que pasó lo máximo que quedamos sin luz fue una hora. No tuvimos dificultad, ya que el hotel estaba preparado para este tipo de situaciones y dormimos bien gracias a Dios”, agregó el jugador santeño.

Explicó que el aeropuerto de La Paz sufrió daños y que el equipo fue trasladado el martes en un avión militar a la capital mexicana.

“El viaje de La Paz al distrito federal fue muy largo porque el avión militar demoró más del tiempo estipulado, pero afortunadamente pudimos cenar al llegar al aeropuerto del DF”, subrayó Caballero, quien fue campeón campo corto y terminó entre los 10 mejores bateadores del torneo panamericano, que no pudo completarse.

Orozco: ´no dormí´

Por su lado, para el técnico asistente Rodrigo Orozco, lo sucedido en La Paz “fue algo muy triste y gracias a Dios el hotel estaba preparado para soportar huracanes”.

“Yo tuve despierto totalmente toda la noche y conectado con mucha gente porque en realidad nos sentíamos un poquito nerviosos por la situación. No podíamos dormir, es más, sentíamos que el mismo hotel se estaba moviendo y en la mañana nos confirmaron que era cierto que este hotel estaba diseñado para sismos”, afirmó Orozco.

Precisó que el hotel, construido al sur de Baja California entre pequeñas comunidades pesqueras y barrios humildes, tiene 10 pisos.

“Para todos esto era una sorpresa lo que estaba ocurriendo, cada uno tenía que estar en su cuarto, pero de repente se fue la luz por todos lados y estuvimos con la planta, no había televisión y tuvimos por suerte internet”, contó el asistente del timonel José Murillo III.

Orozco, que reconoció que nunca había pasado por una experiencia así, explicó que al día siguiente, o sea el lunes, que “quedamos incomunicados totalmente y estábamos desesperados porque el agua se estaba yendo y no había energía eléctrica. Tampoco telefonía para comunicarnos con los familiares y todo lo que había en el hotel se estaba acabando, principalmente lo que era alimentación y salimos a buscar comida, pero todo estaba cerrado”.

Ariel Serrano

El pelotero chiricano Ariel Serrano reconoció que estuvo muy nervioso y preocupado por la situación.

“Fue una emergencia única, ya que el huracán dejó grandes daños en el hotel que se estremecía y eso era de locos estar ahí. Pero gracias a Dios pasó y nosotros nos pudimos refugiar en el hotel”, expresó Serrano, uno de los cuatro refuerzos profesionales que llevó el equipo istmeño.

Otro de los pilares que tuvo la novena fue el lanzador santeño José María Espino, el único abridor que llenó las expectativas en la justa panamericana en la que Estados Unidos, Cuba, Canadá y México capturaron los cuatro cupos para la cita mundialista en Japón. Espino fue nombrado el mejor lanzador del torneo y terminó con marca de 3-0, además de ser líder en ponches (21) y episodios lanzados (17).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código