Lecciones desde Tahití

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203q0Wule.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203q0Wule.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203q0Wule.jpg

La internet y unos cuantos especialistas definen a la selección de Tahití con un significado alejado de cualquier cariz futbolístico.

“Es el representante de la Polinesia Francesa en las competiciones internacionales”. Nada dicen de sus referentes ni de su estilo de juego, ni de sus gestas ni de sus fracasos.

La gente se pregunta incluso si en ese grupo de islas francesas de ultramar, destino ideal para los amantes del ron y las palmeras, se juega al fútbol o tienen alguna especie de liga profesional con partidos domingueros, tablas de posiciones y campeonatos con otras selecciones.

El representante de la Polinesia Francesa juega su torneo de primera división desde 1984 y es disputado por 11 equipos. Los partidos tienen un promedio de asistencia de 100 espectadores (de los 178 mil habitantes de la isla).

La selección de mayores ganó su derecho a participar en la Copa de Confederaciones de Brasil porque se impuso en la Copa de Federaciones de Oceanía, en la que compiten Fidji, las Islas Salomón, las Islas Cook, Samoa y delegados de otros paraísos cercanos.

Tahití quedó eliminado en la primera ronda de la reciente Copa Confederaciones. Se indigestó con 24 goles en contra y anotó uno frente a Nigeria. Hemos dicho que el fútbol es un deporte que adoba sus venganzas durante años. En 1971 Tahití venció 30-0 a su similar de Islas Cook. Entonces la goleada de España 32 años después no es más que la tercera parte de la humillación propinada a las Islas Cook hace más de tres décadas.

La selección de Tahití está integrada por 22 jugadores con trabajos paralelos, y cuatro de ellos son parientes entre sí en primer grado de consanguinidad (tres hermanos y un primo). A excepción del mediocampista Marana Vahirua, perteneciente al club Panthrakikos, de la primera división griega, los demás se ganan la vida repartiendo comida, de camioneros o en los oficios de teleoperador y profesor.

Al final de la goleada con España, el arquero tahitiano le dijo a Iker Casillas: “Si necesitas un suplente en el Madrid, me avisas”. Y Fernando Torres, autor de cuatro goles, comentó: “No tienen el nivel para competir, pero tratan de disfrutar jugando. Sonríen hasta el último minuto”.

No tendrán nivel para competir, pero eso sí, viven felices.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código