ENRIQUE BURGOS PADRE

Un ‘coach’ a distancia

Desde hace cuatro años su mentor es su padre, con quien intercambia información a distancia, para corregir fallas en la mecánica de lanzar.
Enrique Burgos fue promovido este año a las grandes ligas por los Diamondbacks de Arizona. Enrique Burgos fue promovido este año a las grandes ligas por los Diamondbacks de Arizona.
Enrique Burgos fue promovido este año a las grandes ligas por los Diamondbacks de Arizona.

El relevista panameño de los Diamondbacks de Arizona Enrique Burgos, hijo, ha trabajado en los últimos días para corregir algunas fallas que presentaba en su mecánica de lanzamiento, y que le estaban impidiendo ser efectivo.

Burgos, hijo, un lanzallamas que suelta su recta a 98 millas por hora y ocasionalmente a 100, se convirtió el 29 de abril en el panameño número 55 en pisar un terreno de las Grandes Ligas y lo hizo de forma impecable, al retirar en fila a los tres bateadores de los Rockies de Colorado que enfrentó ese día como relevista.

El potencial taponero estelar de Arizona está muy contento con el rápido progreso que ha experimentado, desde que ascendió en abril de este año a las Grandes Ligas y atribuye parte de este éxito a los consejos y enseñanzas (correcciones de la mecánica de lanzar) que recibe a distancia de su padre Enrique Burgos, utilizando como herramienta los videos.

Y es que Burgos, padre, quien jugó en las ligas mayores entre 1993 y 1995, ha venido trabajando con su vástago en la mecánica de lanzar y la fortaleza mental, desde la temporada 2012 cuando comenzó a detectar algunos problemas que le estaban afectando en su desempeño.

Así, este año, asegura Burgos, padre, “hemos trabajado fuertemente comparando la mecánica de lanzar que utiliza en diferentes juegos, ya sea viendo los videos y fotografías que me manda casi todos los días para hacer las correcciones, según sea el caso”.

Sin duda, los resultados han sido excelentes.

En esta amplia entrevista concedida a La Prensa, Burgos, padre, detalla paso a paso los secretos del éxito del relevista de los Diamonback de Arizona, que encontró en su padre un mentor de lujo para hacer cambios notables en su carrera profesional.

Ajustes viendo videos

Burgos, padre, confiesa, que ya se ha acostumbrado a este trabajo como coach a distancia de Enrique Junior, en el que revisa detalladamente los videos que semanalmente le envía el relevista, algunos de ellos tomados exclusivamente en los entrenamientos.

“Nosotros trabajamos de una forma bastante peculiar, ya que lo hacemos por videos e igual por conversación telefónica; él me envía los videos, yo los reviso bien detalladamente y comparamos cuatro a cinco videos. De los anteriores, incluso, ponemos uno de cuando le fue muy bien, otro de cuando le fue mal y el video actual y también le meto otros dos o tres videos para comparar la mecánica empleada en cada uno de ellos”, explicó el ex grandes ligas.

“Por teléfono o por chat, nosotros acordamos hacer la corrección. Cuando está en el entrenamiento él solicita que le tomen videos y me los manda y ahí entonces, vamos arreglando cualquiera cosita que necesite trabajar”, subrayó.

El big leaguer explicó, que las correcciones solo se hacen cuando él –Burgos- tiene una pequeña falla, “ya sea que los lanzamientos, específicamente el slider, no le estaban rompiendo bien o la recta no tenía un buen movimiento. Entonces ahí nosotros analizamos todos los videos que me manda e inmediatamente va la repuesta”, agregó.

Así las cosas, Burgos, padre, se ha convertido en un mentor de lujo del espigado relevista que actualmente juega en Triple A y que en cualquier momento será llamado de regreso al bullpen de Arizona.

“Siempre me pide consejos y ha hecho ajustes en sus mecánica de lanzar. Después de ver un video esta semana de sus dos últimas salidas en AAA pude notar que un lanzamiento donde tiró el slider en conteo de 3 y 2 el brazo no estaba arriba como debía estar y se estaba yendo un poquito adelante” , precisó.

“Incluso él tiende a inclinar un poco la cabeza y eso le quita un poquito de ritmo, y así es que estamos trabajando. Prácticamente la forma de corregirlo a él es por medio de los videos, aunque a veces conversamos simplemente”, añadió.

Por lo pronto, el mayor de los Burgos disfruta mucho este trabajo como mentor del corpulento taponero el cual realiza desde hace cuatro años. A la vez, resalta, “eso mismo yo lo estoy haciendo porque en ligas menores aprendí de otro grandes ligas”.

Burgos Junior fue un tirador que no funcionó como abridor en sus inicios en las ligas menores (2008), pero desde su ascenso a Doble A (2014) tuvo un rápido crecimiento como relevista ejerciendo diferentes roles.

“Decidí ayudarlo en su preparación en temporada muerta por insistencia de él debido a que tenía problemas para recuperar la confianza en su trabajo y que no le estaban saliendo bien las cosas”, señaló el ex liga mayorista.

“Quiero que se sienta a gusto y que sepa que cuenta con mi apoyo”, dijo Burgos.

En 2013 tuvo un buen año en Clase A avanzada que le abrió las puertas al éxito.

Ese año vio acción en 55 partidos como relevista, primero en rol de preparador y luego como taponero, acumulando un envidiable registro de 29 salvamentos en 30 oportunidades. Trabajó 54.2 entradas, con 83 ponches recetados y solo concedió 26 bases por bolas. Tuvo foja de 3-3 y efectividad de 2.47.

La lesión

En esta entrevista, Burgos padre también abordó el delicado tema de la lesión que sufrió en el hombro derecho el lanzador istmeño, la cual muchos consideran se debió a un mal manejo (abuso) del coach de lanzadores de los Cascabeles de Arizona.

A mediados de julio, Burgos fue puesto en la lista de lesionados por 15 días de Arizona.

“Eso fue un poco delicado para mí, ya que él nunca se había lesionado. También es algo de que ahí no puedo estar involucrado porque eso depende de sus coach y lo pusieron a trabajar de diez partidos en siete de ellos seguidos”, afirmó el pelotero retirado.

“Incluso, en el octavo día estuvo calentando en el bullpen, pero no entró a lanzar. Luego lo ponen a lanzar unos días después y lo tuvieron que sacar por molestia en el hombro”, señaló.

Baja la velocidad

“Lo meten en la lista de lesionados y algo muy asombroso para mí fue que él tenía una rutina diaria específica y ellos (coach de lanzadores) se la quitaron pensando que eso era lo que lo había llevado a la lesión, que no creo que hubiese sido así, porque ya se hubiera lesionado en años anteriores”, aseguró.

Puntualizó que esta rutina diaria consiste en soltar largo hasta 180 pies cierta cantidad de lanzamientos “que eso es lo que ha mantenido a él en la velocidad. Incluso después de regresar de la lesión le quitan esa rutina y la velocidad le baja y tira 94 o 95 que esa no es su velocidad, ya que no tiene el mismo movimiento o la misma vida que cuando estaba tirando a 98 o 99 millas por hora”.

“Eso lo afectó mucho en su rendimiento. Su cuerpo quedó débil e incluso ahora que lo mandaron a AAA ha vuelto a retomar su patrón y en las últimas salidas que ha tenido ha tirado a 99 millas por hora tocando en ocasiones las 100 millas y al parecer está volviendo a coger su ritmo y ha recuperado su confianza”, apuntó.

“Esperemos que se mantenga saludable haciendo lo que tiene que hacer y esperando que siga con su rutina, que eso es lo que lo ha llevado a lanzar en las Mayores y le ha subido su velocidad”, añadió.

Muchos piensan que este espigado relevista de 6.3 de estatura y 250 libras de peso, depende únicamente de su potente recta.

Se maneja con tres lanzamientos: la recta que ocasionalmente llega a tirar hasta 100 millas, el slider y ahora está utilizando el split finger, un lanzamiento que pocos dominan y que usa para ponchar a los contrarios.

Otras de las fallas que ha detectado el ex grandes ligas viendo los videos que le manda Burgos, hijo, es la ubicación de la recta, justamente en lo que está trabajando ahora en Triple A para perfeccionar ese lanzamiento.

“Ahí es donde tiene un poco de problema, ya que no ubica la recta donde tiene que ubicarla. Que esa es la diferencia que sí hacía Mariano”, destacó.

Junto con su padre, del mismo nombre, se convirtieron en los primeros padre e hijo panameños con actuación en las Ligas Mayores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código