ESTADIO ARMANDO DELY VALDÉS

El cuchitril del campeón

El Árabe Unido, actual campeón del fútbol nacional, no tiene un estadio adecuado para albergar los partidos.

Desde las gradas del estadio Armando Dely Valdés, en Colón, la vista refleja prosperidad. A un lado se ve el hotel Sheraton, rodeado por la Zona Libre de Colón, una de las principales industrias de Panamá. Hacia el otro lado se observan las enormes grúas que amontonan de forma constante altas pilas de contenedores. Un panorama de inversión.

Sin embargo, el coliseo en sí presenta numerosas fallas. Incluso, para poder contemplar este paisaje financiero hay que desobedecer la advertencia del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) sobre la inseguridad pública que representan estas gradas, en las que un sector ya fue clausurado.

Construido originalmente en 2000, al principal estadio de fútbol de la costa atlántica se le han hecho diversas remodelaciones, las que no se reflejan en la condición actual de la estructura, hogar del Árabe Unido, actual campeón del fútbol nacional.

La única entrada del Armando Dely Valdés, edificada sobre una estrecha calle de Arco Iris que se inunda con las lluvias, presenta una pintura descascarillada que advierte del estado interno.

El olor a orina, el óxido y el color del cemento son los elementos que resguardan la transición de la calle al estadio, donde la hierba alta es la carta de presentación.

Entre la maleza se encuentra la fosa de salto, que, convertida en una pequeña laguna, alberga zapatillas, botellas, bloques de concreto, tubos de pvc, escobas y otro tipo de basura que hacen impensable la práctica del salto largo. Más absurdo aún es que Irving Saladino, ex campeón olímpico de esta disciplina, entrenaba allí para defender su medalla en los Juegos Olímpicos de Londres.

La pista de tartán, despedazada por la humedad acumulada con el paupérrimo drenaje del coliseo, dificulta la labor de quienes trotan en ella con pedazos de vidrio. En la pared del fondo, los abnegados atletas todavía pueden leer un descolorido anuncio de Panamá Ports Company: ´trabajando por el futuro de Colón´.

En la cancha, varios jóvenes entrenan. Algunos portan la camiseta del Árabe Unido, equipo que, con 12 títulos en su haber, incluyendo el último torneo del fútbol panameño, llama a este estadio su casa.

Instalada en 2006 por la empresa Child Safe Products, la grama sintética del estadio está deteriorada. Los jugadores, ya sea en entrenamiento o incluso en partidos oficiales de la primera división, aprovechan cuando hay jugadas de balón detenido para volver a acomodar los pedazos de la cancha que se movieron durante alguna jugada.

Cual rompecabezas, la constante inundación de la cancha provocó que se separara la grama de la piedra, y los pedazos de alfombra pueden ser reacomodados a placer. En algunos puntos, ni siquiera hay verde para cubrir la piedra o un hoyo, como es el caso en una de las porterías.

Los camerinos son protegidos por puertas residenciales, que atestiguan haber recibido unos cuantos intentos de profanación. El del Árabe Unido cuenta con algunas bancas, una mesa de masajes y un pequeño tablero blanco con una cancha de fútbol marcada con gutapercha. El de Colón C-3, que bajó a segunda división el año pasado, ni siquiera tiene sillas, y quienes allí se cambian tienen que esquivar bolsas de cemento, madera rota y caliche.

UNA CASA DEPLORABLE

Para Eduardo Vaccaro, presidente del Árabe Unido, las malas condiciones del Armando Dely Valdés se deben a varios elementos.

“Hay varias condiciones: mantenimiento, no se le ha dado el adecuado; el público, la gente tiene que cooperar. Las áreas comunes como los baños, están destrozados, se robaron las tuberías, los lavamanos, y demás”, destaca el directivo. “El problema más grande es que hay un problema de drenaje subterráneo que nunca se ha corregido”.

El problema del drenaje al que se refiere Vaccaro es el ocasionado por la Zona Libre de Colón, emporio que construyó una pequeña playa de estacionamientos en un relleno improvisado donde antes era una laguna. “La estructura está bastante abandonada, hemos tratado de cooperar en lo que más podemos, pero no tenemos ninguna injerencia, y es bien difícil invertirle, porque no puedes tomar decisiones en cuanto a esta infraestructura”, añade Vaccaro, quien afirma que el Árabe Unido ha invertido alrededor de 20 mil dólares en los últimos años para la mejora de los camerinos y la iluminación, la que a pesar de los esfuerzos, es inexistente.

Por su parte, José Garibaldi, masajista y quinesiólogo del Árabe Unido, equipo con el que ha trabajado por 17 años, señala que la mala condición de la cancha no solo desluce el fútbol, sino que es un peligro para quienes allí juegan. “Por suerte, aquí no salen con lesión, porque estas condiciones de la cancha son para que queden de por vida fuera del fútbol”.

“Lo primero que se debe arreglar es la carpeta. Hay que levantarla y elevar el piso, ya que cuando llueve, el agua se viene para acá”, agrega Garibaldi, mientras busca entre sus llaves la que permite acceder a los camerinos. “Lastimoso es que de aquí han salido jugadores importantes del fútbol panameño: los hermanos Dely, Papi Rodríguez, y mira esta cancha”, se lamenta quien ha sido parte de la consecución de 11 de los 12 títulos del club colonense en el balompié criollo.

TRAMPA DE MUERTE

De acuerdo con un informe de Jaime Ospina, director regional de Sinaproc en Colón, la utilización de las gradas en este estadio podría llevar a una tragedia. “Las gradas se han agrietado. En un partido en que estuve presente, el Árabe Unido anotó, los fanáticos comenzaron a saltar, y en las oficinas de administración cayó un pedazo de bloque, que si le hubiera caído a alguien, lo mata”, sostiene Ospina. “La parte derecha de las gradas se está hundiendo, y las otras también están fragmentadas. Por motivos de seguridad, lo mejor es que si van a hacer juegos, que no entre mucha gente”.

El funcionario de Sinaproc también señala que parte de la situación que se da en las gradas viene por las malas medidas tomadas durante el proceso de construcción del estadio. “Esa advertencia tiene mucho tiempo. Mi informe reafirmó uno realizado hace varios años. Eso era manglar y parece que no hubo mucho asentamiento de las tierras, además que hicieron la estructura con vigas verticales, las que se hunden con un terreno fangoso. Los que hicieron el estadio creo que no tomaron en cuenta muchas cosas”.

“Se han hecho tantas cosas, que uno no sabe qué pensar. Esa es como las casas que se cayeron acá. Las casas estaban bien hechas, pero el relleno falló”, reflexiona Ospina sobre cómo se logró culminar la obra sin las medidas adecuadas. “(La estructura) puede o no aguantar. Las desgracias llegan en el último momento”.

Ospina indica que, en su momento, Pandeportes conoció del informe, ya que él mismo se los hizo llegar.

MOMENTOS DE ESPERA

La construcción de la ciudad deportiva de Colón podría ser trascendental para el Árabe Unido, club que en los últimos años ha suspendido partidos de importancia por inundaciones o falta de luz en el Armando Dely Valdés.

“Se está trabajando con el tema de la ciudad deportiva. Como representamos a la ciudad, debemos jugar en la mejor cancha que esté en el área, y aspiramos a jugar allí”, explica Vaccaro, quien añade que mientras ese momento llega, Pandeportes va a realizar trabajos para mejorar y adecuar el Armando Dely Valdés.

“Eso se licitó. Lo va a resolver Odebrecht, hay que levantar el cuadro y ponerle unas bombas para que drenen”, confirma Javier Tejeira, director general de Pandeportes sobre la remodelación del estadio. “No sé cuándo empiezan las obras, ya que el presidente (Ricardo Martinelli) lo hizo directo con Odebrecht”.

Además, Tejeira admite que si bien el Árabe Unido podría jugar en la nueva ciudad deportiva, ubicada en Davis, hay otros equipos que también tendrían como sede el nuevo complejo. “En Colón hay dos equipos, también está el C3, y se les puede dar a los dos para que utilicen las canchas. Todo el mundo tiene derecho”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código