EL PILOTO ISTMEÑO CLAMA POR UN AUTÓDROMO NACIONAL

El sueño truncado de Gianni

Alessandría logró subir al podio el pasado 7 de abril en el campeonato italiano Porsche GT3 Cup Trofeo, enfrentándose a los mejores de Europa.

Después de su paso triunfal en la pista del Autódromo de Vallelunga, en la ciudad de Campagnano cerca de Roma, Italia, donde logró subir al podio en tercera posición en el campeonato italiano Mono marca Porsche GT3 Cup Trofeo, el piloto panameño Gianni Alessandría habló con este medio sobre sus inicios, las dificultades económicas que enfrenta para correr en pistas internacionales y el futuro de su carrera deportiva.

Alessandría, un piloto profesional en formación que se autodefine “un adicto a la adrenalina”, se siente orgulloso de llevar la bandera de Panamá por cada rincón del mundo, aunque teme que su sueño quede truncado como ocurrió con otros pilotos como Freddy Zebede y Óscar Terán Jr.

Para poder correr en diferentes circuitos internacionales lo hace con el apoyo económico de su padre, Carlos Alessandría.

Sin embargo, lo más triste de todo es que Alessandría siente que defiende la bandera de un país que no lo conoce , que no sabe quién es ni qué hace, y mucho menos lo apoya como atleta.

Tengo entendido que conseguiste un podio en la primera fecha del campeonato Mono marca Porsche GT 3 Cup Trofeo. ¿Cómo fue esa experiencia?

La verdad, muy gratificante, puesto que demuestra el gran esfuerzo y trabajo que hemos estado realizando mucho antes de siquiera empezar a incursionar en esta categoría. Este podio da valor a todos esos años de pista y rodaje, que finalmente me han formado como piloto.

¿Qué ha significado esta experiencia en el campeonato Mono marca Porsche GT 3 Cup Trofeo en pistas italianas de gran nivel como Imola?

La experiencia ha sido increíble. Trabajar con personal de alto nivel y conducir con pilotos de esa magnitud es muy diferente a lo que muchos pilotos panameños están acostumbrados. Todo es mucho más serio y la presión que ejercen sobre ti como piloto es mucho más demandante. Tener la oportunidad de girar en circuitos de la talla de Imola, Monza, Vallelunga, Mugello... Circuitos en donde se corre o se ha corrido series como la F1 y la MotoGP es algo que no se puede expresar con palabras.

¿Qué se siente montar un auto de carreras y cómo ha visto tu evolución como piloto profesional desde que incursionaste en la Formula 2000?

Para mí montar un carro de carreras es lo más grande que hay, sigo siendo un adicto a la adrenalina, no hay cosa en este mundo que satisfaga esa necesidad como un carro... Sea un go-kart, fórmula o gran turismo. Si es notoria una evolución en mí desde mis tiempos de fórmula... Tres años atrás. Más que nada es un cambio a un Gianni más disciplinado, paciente y frío como piloto.

¿Te fue fácil la transición de F 2000 a la Serie GT Sprint?

Ufff, una de las transiciones más complicadas que he tenido como piloto. Es por algo que se dice que el Porsche es uno de los carros más difíciles de manejar. Pasar de un kart a un fórmula no es gran cosa, pero cuando te toca pasar de un fórmula a un Porsche de 450 caballos, la cosa cambia un poco. Tanto el manejo como los puntos de frenada y reducción de marchas son completamente distintos. El Porsche es un carro que le gusta estar en crisis para ser rápido y como piloto uno tiene que aprovechar su tracción para girar en los tiempos que son, mientras que en un fórmula la aerodinámica y versatilidad de la caja de cambios te ayudan mucho. Cabe recalcar que a diferencia de los demás gran turismo, mi Porsche no usa ABS ni Traction Controller, lo que lo hace un poco más difícil de manejar.

A pesar de todo esto, tuve una pronta adaptación al carro. Cada vuelta que doy con él me siento mucho más cómodo, cosa que le gusta mucho a mi equipo que a su vez me ayuda a ser más rápido.

¿Qué se siente correr en la mítica pista de Monza?

Fue una experiencia única, la cual gracias al apoyo económico de mi papá voy a poder repetir esta temporada. Es un bello circuito y muy rápido también, donde se alcanza una velocidad de 265 km/h al final de la recta principal.

Tras estos últimos años dedicado a correr como piloto profesional, ¿en qué nivel estás?

Definitivamente estoy en un nivel muy superior con respecto a años pasados. En este deporte sé es mejor cada vuelta que uno completa, por lo que el aprendizaje no tiene límite. Siento que todavía puedo mejorar un mundo en el ámbito de los GTS, pero para eso necesito mantenerme activo, cosa que es difícil con el poco apoyo que tengo ahora mismo.

Europa es una excelente escuela, pues el nivel es alto, me gustaría que me hablaras de tu aprendizaje en estas pistas.

Cada pista es diferente a las demás. El campeonato solo nos da oportunidad a practicar dos veces antes de clasificar, por lo que es importante ya haber girado en las pistas con anterioridad, una gran desventaja en mi contra. Hasta ahora en las pistas que mejor me he desenvuelto han sido Vallelunga e Imola. En ambas he cronometrado los mejores tiempos en lluvia.

¿Cómo entraste al equipo en el campeonato italiano y cuál ha sido el circuito más difícil en este rápido proceso de enseñanza?

Empecé a trabajar con la Heaven Motorsports el año pasado por una oferta que me hizo el piloto colombiano Steven Goldstein para correr en conjunto. Este año pacté tres de las siete fechas del campeonato italiano con el mismo equipo, que se demostró satisfecho con mi aprendizaje el año pasado.

El circuito más difícil hasta ahora en el que he girado ha sido Mugello, por su longitud y lo técnico que es.

¿A qué escuela acudiste para pulir tus habilidades como piloto?

Hasta el año pasado no me consideraba como un piloto profesional. He acudido a tres escuelas en toda mi carrera: Bondurant, en Arizona, para elevar mi nivel en el ámbito del kartismo; Skip Barber, en West Palm Beach y Sebring, y el Campus de Talentos, en Córdoba, Argentina, donde probé por primera vez un fórmula.

La mejor escuela, en mi opinión, es mantenerse activo y girar cuanto más sea posible.

¿Qué se siente correr defendiendo los colores patrios en pistas internacionales?

Son sentimientos encontrados. Por una parte, estoy más que orgulloso de representar el país en donde nací y me crié, y más aún donde se me presentó la primera oportunidad de correr. Ser un embajador de mi país y poder darlo conocer al mundo exterior, en un ámbito que me apasiona es una experiencia increíble.

Por otra parte, siento que visto la bandera en mi casco de un país que no me conoce, no sabe quién soy ni qué hago y sobretodo no me apoya. Siento que entre mi persona y mi Panamá no hay una relación compensada del todo.

¿Cómo ves el presente y el futuro de tu carrera deportiva?

La verdad solo tengo pactada una carrera más este año con la Heaven Motorsports en Monza, a finales de junio.

Las últimas cuatro carreras de la Porsche no están aseguradas y dependen totalmente de mi papá, que es el único que me patrocina actualmente.

A futuro no tengo planes todavía. Me gustaría poder correr una vez más fórmula, ya sea en México o en Italia, donde tengo contactos en buenos equipos.

¿Cuándo te enamoraste del automovilismo?

No tengo memoria exactamente, pero tengo fotos con mi papá cuando él corría DRAG en Amador, así que seguramente desde muy pequeño.

¿Qué pasó por tu mente cuando entraste a la academia Skip Baber en Estados Unidos?

Estaba muy emocionado por aprender todo lo que pudiera de los expertos, muchos de los cuales eran egresados de la F3 europea. Fue una experiencia increíble. Mucho de lo que aprendí todavía lo aplico en mis carreras.

Pensando en el futuro inmediato, ¿cuáles son tus objetivos?

Ahora estoy en el GT Sprint de la Targa Tricolore Porsche Italiana, lo cual es un gran honor, aunque la presión y exigencia son enormes.

Mi objetivo es seguir creciendo en la escalera del automovilismo y algún día poder vivir de eso que me gusta y apasiona tanto.

En Panamá el automovilismo es un deporte olvidado. ¿Qué opinión tienes?

Es totalmente cierto, la verdad, y lo que muchos no saben, es que poseemos un semillero con mucho talento, que sin el apoyo nacional está destinado a perderse. Espero con ansias el día que nuestro deporte sea reconocido y le den el apoyo económico que se merece para así poder crecer en este ámbito deportivo que llama muchas atenciones y tiene popularidad mundial.

Según tengo entendido hay planes para un autódromo nacional. Espero que sea una realidad y no solo un rumor.

Tengo entendido que tuviste la oportunidad de compartir monta en la pista de Mugello con Goldstein. Háblame de esa experiencia.

Steven es un piloto muy rápido y con una experiencia europea ya formada. El año pasado me ayudó a conocer y ser parte del equipo para el cual corro actualmente. Lastimosamente nuestra experiencia como coequiperos no fue muy satisfactoria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código