VENTANA FISCAL

Ahora son viáticos

OPINIÓN

Muchos años pasaron desde que inicié la lucha contra los gastos de representación por asignación fija, que en sí no representaban nada ni a nadie, utilizados solamente para eludir las cuotas de la Caja de Seguro Social (CSS). Hasta que la ley 51 de 2005 los incorporó a las cuotas de seguridad social.

Quienes más abusaron del concepto de gastos de representación fueron los llamados a dar el ejemplo: los funcionarios de los tres órganos del Estado.

Ahora alguien encontró otro nicho llamado “viáticos”, con el cual se pretende otra vez eludir las cuotas de seguro social, del seguro educativo y del mismo impuesto sobre la renta. Un ejemplo que puede masificarse al copiarse en la empresa privada, pues si fuera legal su utilización en el sector público, ¿por qué no en el privado?

Utilizar el concepto de “viáticos” para conceder mejoras salariales es tan peligroso como jugar a la ruleta rusa. Si se le da el carácter de remuneración salarial, tal como en verdad es, el cuento termina y todos seremos felices.

En cambio, si la intención del “viático” es no cotizar a la CSS y eliminar el concepto de remuneración gravable para los efectos del impuesto sobre la renta, entonces estamos promoviendo y utilizando un concepto equivocado, pues solamente “no constituyen salario las sumas de dinero que de modo ocasional reciba el trabajador del empleador para el desempeño de sus funciones, como gastos de representación, medios de transporte, elementos de trabajo y otros semejantes” (artículo 147 del Código de Trabajo).

El mismo artículo señala que los viáticos no constituyen salario cuando están destinados a pagarle al trabajador gastos extraordinarios de manutención y alojamiento, o que sirva solamente para pagar los medios de transporte. En cambio, si son pagados por el empleador en forma de asignación fija (y sin exigir reporte de gastos por parte del beneficiario) tales viáticos se convierten en parte de la remuneración del asalariado.

Para tener una idea más clara y contundente de la definición de los viáticos, veamos lo que señala el Diccionario Manual de la Lengua Española: “conjunto de provisiones o dinero que se le da a una persona, especialmente a un funcionario, para realizar un viaje”.

Pagar “viáticos” como una asignación fija mensual, en adición al salario y gastos de representación, “cuando en realidad se trata de una remuneración pagada al empleado por la prestación de sus servicios, somete a dicho empleador a un acto de simulación sujeta a los sanciones que la Ley establece” (refiérase al criterio institucional No.35-2006 de la CSS de 18 de mayo de 2006).

Al mencionar la ruleta rusa he de referirme a las consecuencias negativas para ambas partes del juego, pues si se aceptara que no es salario, como aparentemente se quiere hacer ver, el trabajador no tendrá derecho a que se incluyan tales “viáticos” para los efectos de calcular el décimo tercer mes, vacaciones y licencias, además de no formar parte del monto a pagar en caso de accidente de trabajo. Y el empleador (sí, el empleador del sector privado) estará expuesto a los justos reclamos de los afectados y pagará todos los platos rotos ante una auditoría de la CSS y de la misma Dirección General de Ingresos.

Si en la empresa privada se cometiera la locura de asignar “viáticos” en lugar de hacer los ajustes al salario o a los gastos de representación por asignación fija a los trabajadores, de seguro los pleitos laborales no se harían esperar. ¿Valdrá la pena el riesgo?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código