Banco Central venezolano advierte riesgo de aplicar mal nueva ley de precio

Banco Central venezolano advierte riesgo de aplicar mal nueva ley de precio
Banco Central venezolano advierte riesgo de aplicar mal nueva ley de precio

CARACAS, Venezuela. (EFE).- El director del Banco Central de Venezuela (BCV), Armando León, advirtió sobre la necesidad de aplicar "muy bien" la ley que regulará a partir de este martes los precios en el país para evitar que se convierta en un "bumerán".

"Es una ley que hay que evaluarla muy bien, hay que aplicarla muy bien, porque si no se hace de esa manera puede convertirse en un bumerán", declaró este martes, León a la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

La nueva Ley de Costos y Precios Justos fue sancionada por el presidente Hugo Chávez el pasado 14 de julio como una norma "vital" hacia el proyecto socialista que lleva adelante y comienza su aplicación con varios sistemas administrativos que dependerán de una superintendencia para establecer márgenes "justos" de ganancia y sancionar "a los especuladores".

León admitió que una economía "no puede funcionar toda sujeta a un mecanismo de ley de precios", por lo que aclaró que solo "van a haber algunos sectores que van a estar monitoreados de manera permanente".

"Son más o menos unos 500 mil precios que funcionan", detalló el directivo, quien explicó que esa cifra puede llegar a alrededor de 1.5 millones de precios si se evalúa la estructura de costos, lo que, a su juicio, hace "complicado", aunque no imposible el hacerle seguimiento.

Por su parte, el diputado Ramón Lobo, de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, destacó que el objetivo de la ley es "garantizarle a la mayor parte de la población venezolana el acceso a los bienes y servicios en igualdad de condiciones y a un precio justo".

"El Gobierno nacional tiene que establecer diferentes mecanismos de regulación y esa regulación está establecida en la ley que hoy (martes) entra en vigencia", declaró Lobo.

Defendió que ante políticas como el monopolio o el oligopolio entra "en juego el Estado como un ente regulador para corregir esas distorsiones".

En una primera fase, la ley hará seguimiento a los alimentos regulados, artículos de higiene y de la construcción, repuestos para vehículos, medicamentos y servicio de salud, y, según Lobo, en una segunda etapa que se iniciará en enero irán segmentos como los medicamentos.

Chávez aseguró el pasado 27 de octubre que esta ley es "vital" para el socialismo y ordenó "terminar de quebrar todas esas redes que todavía tiene la burguesía" y que son "vicios del capitalismo".

Por su parte, la patronal venezolana Fedecámaras reiteró esta semana su rechazo a la llamada Ley de Costos y Precios Justos e indicó que presentará una denuncia ante los tribunales en demanda de su nulidad en fecha aún no fijada.

"Nunca se había planteado un esquema generalizado de control (estatal) de precios con sus márgenes de ganancias, un control completamente masivo para todos los actores económicos, formales o informales, grandes o pequeños", declaró el lunes el presidente de Fedecámaras, Jorge Botti.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL