Distorsiones económicas en Venezuela

Cambios económicos afectarán a Panamá

Maduro hablaba a la nación. Pero los afectados son ellos y el resto del mundo. Especialmente sus principales clientes.
Mientras el Gobierno venezolano afinca el acelerador económico basado en un control cambiario férreo, diversos problemas pululan en la sociedad: escasez, especulación, inflación e incertidumbre. LA PRENSA/Iván Uribe. Mientras el Gobierno venezolano afinca el acelerador económico basado en un control cambiario férreo, diversos problemas pululan en la sociedad: escasez, especulación, inflación e incertidumbre. LA PRENSA/Iván Uribe.
Mientras el Gobierno venezolano afinca el acelerador económico basado en un control cambiario férreo, diversos problemas pululan en la sociedad: escasez, especulación, inflación e incertidumbre. LA PRENSA/Iván Uribe.

Atentos se mantuvieron ayer los casi 30 millones de venezolanos tras el primer discurso de “memoria y cuenta” de su presidente socialista Nicolás Maduro.

De igual forma estuvieron unos tantos comerciantes panameños ante los anuncios de los cambios estructurales que definirán la economía del país con las más grandes reservas calculadas de petróleo en el mundo.

La promesa de mantener a 6.30 bolívares por cada dólar en la economía “durante todo este año y bastante tiempo hacia adelante”, en las palabras del mandatario, puede que sea de las principales razones para el pesimismo de muchos, en una economía cuyo control cambiario está implementado desde hace 11 años.

Otro de los cambios anunciados fue la eliminación de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), la misma que se encargó, desde los inicios de la implementación de la política restriccionista, de otorgar dólares a los venezolanos naturales o jurídicos que superaran una amplia recaudación de requisitos burocráticos.

A un lado Cadivi, quedará entonces encargada de la administración de billetes verdes el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad), responsable desde el año pasado de subastar dólares semanalmente de acuerdo a las principales necesidades de la nación caribeña.

Esta institución “absorberá”, dijo Maduro, “a Cadivi y pasará a llamarse Centro de Comercio Exterior”.

Las reglamentaciones encargadas de hacer cumplir estas voluntades todavía están por definirse.

Otra línea económica que disparó Maduro Moros, busca amarrar con un lazo a los empresarios del país, acusados de emprender una “guerra económica” contra su gestión basada en la especulación generada por los controles férreos de obtención de divisas, en un país cuya importación sobrepasa abrumadoramente a lo que exporta.

Ahora , por ley, el margen de ganancias máximo será de 30% para todas las empresas.

Sin embargo, “el nuevo orden económico rumbo al socialismo”, como bautizó su proyecto el venezolano de 51 años ante los diputados de su partido político y de oposición -apartando los movimientos en puestos ministeriales como piezas de ajedrez-, no tardó en generar reacciones en Panamá.

“El problema es de liquidez y de disponibilidad de divisas”, manifestó a este medio un comerciante panameño, cuyo nombre pidió no ser revelado.

En su larga data de intercambio de mercancías desde Panamá con los venezolanos, este empresario señala que tanto Cadivi, como Sicad, han sido el motivo del retraso en el pago de los vecinos.

“Hay compañías que tenemos como un año esperando a que nos liquiden las divisas, cuando generalmente eran anunciadas por sesenta días. Conozco bien estas medidas y me tienen muy afectado”, lamenta el empresario.

Otros empresarios venezolanos que no estén registrados bajo la categoría a la que el Gobierno designa sus subastas de dólares, serán los más afectados, apuntó el panameño.

“Quien tiene una empresa nueva que no ha tenido un track record de importaciones está jodido”, determinó.

Explicó que el Gobierno venezolano se excusa en la alta demanda y especulación alrededor del dólar, cuya tasa en el mercado negro supera 10 veces a la oficial.

Motivo suficiente para que con cualquier emisión de dólares, sea del tamaño que sea por parte del Gobierno, lo espere una ávida y deseosa ola de venezolanos buscando una moneda más estable.

“Pasa igual con el dólar que con el papel higiénico u otros productos básicos: nadie compra 14 rollos de papel sanitario, pero en escenarios de incertidumbre y escasez, esa será la reacción”, señaló.

Surse Pierpoint, empresario panameño con larga data en los perímetros de la Zona Libre de Colón (ZLC), es un poco más pragmático.

Él señala que los cambios en Venezuela son “meramente cosméticos” ya que “en el fondo están comprometidos los dólares por compromisos internacionales y la fuente de la mayoría de las divisas, el petróleo, sufre de falta de inversión para aumentar la producción”, indicó .

“Hasta que no se vea una ´apertura del grifo´ en cuanto a pagos hacia acreedores, los comerciantes de ZLC no se animarán a seguir abultando sus cuentas por cobrar”, resolvió.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código