CANASTA BÁSICA

Control de precios, efectos colaterales

Para los empresarios, el control de precios a medida que se hace permanente genera problemas a la economía.
Con la regulación de precios, se calcula que los consumidores se ahorran al mes entre $52 y $58 en el costo de la canasta básica. Se desconoce cuánto ha aumentado el precio de otros productos de uso masivo fuera de la medida. Con la regulación de precios, se calcula que los consumidores se ahorran al mes entre $52 y $58 en el costo de la canasta básica. Se desconoce cuánto ha aumentado el precio de otros productos de uso masivo fuera de la medida.
Con la regulación de precios, se calcula que los consumidores se ahorran al mes entre $52 y $58 en el costo de la canasta básica. Se desconoce cuánto ha aumentado el precio de otros productos de uso masivo fuera de la medida.

Este 2016 también será un año de control de precios, a pesar de que los productores y comerciantes anticipaban que con la baja inflación y el crecimiento de la economía experimentada en 2015, la medida cesaría.

La regulación ha tenido y tendrá efectos que van más allá de los previstos en los 22 productos controlados. El impacto toca a los propios consumidores, al sector productivo y a las cadenas de supermercados.

Dalila Blanco, una consumidora frecuente en un supermercado de la ciudad, comenta que a pesar del control de precios “todo está más caro”. “Bajan los precios de un producto, pero se lo suben a otro, además no hay calidad en los productos controlados y si hablamos del corte babilla, desapareció del mercado”, asegura.

Su testimonio refleja uno de los efectos de la medida que se tomó cuando el país se enfrentaba a una inflación de 4% y tras la promesa del presidente, Juan Carlos Varela, de acabar con la especulación.

Fue así que el mandatario decidió establecer por seis meses el control de precios a 22 productos de la canasta básica y 152 dentro del margen controlado.

Esta regulación, respaldada en ese momento por la empresa privada, productores, consumidores y comerciantes ­por tratarse de un mecanismo temporal­, beneficiaría a 884 mil familias (26% de la población panameña), que según cifras del Gobierno vivían en situaciones precarias, y que con esta maniobra se ahorrarían entre 52 y 58 dólares mensuales.

Ha pasado mucho más tiempo del previsto originalmente (un año adicional) y la vigencia de la medida se ha extendido.

Ciertamente el costo de la canasta básica familiar de alimentos de los distritos de Panamá y San Miguelito bajó. Alcanzó un precio de 302.85 dólares en el mes de octubre de 2015, y se redujo en 31.57 dólares respecto a la canasta del año previo, a raíz de la implementación del control de precios.

Pero, como es sabido, para alimentar a una familia promedio se necesita comprar una amplia variedad de productos fuera de la canasta básica y a muchos de estos alimentos los intermediarios le trasladan el precio de los que están bajo control.

Además, como la demanda de los productos controlados va en aumento, en algunos momentos es imposible comprarlos, por lo que irremediablemente hay que recurrir a los más costosos.

En un año, el precio compensado o costo promedio de cortes de carne bovina, como costillón, palomilla y rincón, pasó de 1.90 dólares a 2.48 dólares.

El control de precios incluye productos como babilla, bistec de cinta con hueso, carne molida de primera y jarrete.

Pero las reses se sacrifican y se venden enteras. Entonces, si lo costos de producción no bajan y la sequía reduce los rendimientos, los matarifes castigan el costo de otros cortes que no están regulados, según los ganaderos.

Frank Tedman, representante de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), explica que esta estrategia ha generado que las cadenas comerciales migren de las zonas populares.

“Ya no se están abriendo pequeños modelos de negocios en lugares como Monte Oscuro o en Alcalde Díaz, ya que la rentabilidad de este tipo de establecimiento desapareció con la medida de control de precios”, señala el vocero de la Cciap.

Nicholas Psychoyos, vocero de la Asociación de Supermercados de Panamá, expresa que el fenómeno se debe a que “hay ventas altísimas con utilidades muy bajas”.

Uno de los casos más significativos de este tipo de comercialización es el de la carne bovina, en la que no solo se ve afectado el productor, quien el año pasado dejó de percibir 14 millones de dólares a raíz del control de precios, según la Asociación Nacional de Ganaderos.

“La utilidad por una vaca es de 2.5%, a eso hay que restarle los gastos operativos como luces, aseo y limpieza de neveras. Las cadenas minoristas, como los chinos, en su mayoría no lo asumen porque no se les exige las ventas de estos alimentos como a las grandes cadenas”, afirma Psychoyos.

Los supermercados del Grupo Rey, por ejemplo, perdieron 7.8 millones de dólares de utilidad bruta en 2015 respecto al año previo, a consecuencia del control de precios y aumento de energía. Este año se suma otro componente: el incremento del salario mínimo.

La carga que anteriormente llevaba sobre sus hombros el Estado al subsidiar ciertos productos de la canasta básica, ahora fue trasladada al sector privado, generando efectos negativos no solo en las cadenas de supermercados y productores, también en la imagen del país, comenta José Rivera, expresidente de la Cciap.

“Este tipo de controles es muy mal visto en un país como Panamá que se rige por la libre oferta y demanda. Es una distorsión que ahuyenta la inversión extranjera”, señala.

Para Augusto Arosemena, designado recientemente ministro en la cartera de Comercio e Industrias, el programa de control de precios le da a los panameños un ahorro importante en la compra de sus alimentos y en consecuencia les libera recursos mensuales que puedan ser utilizados para otras necesidades familiares, como educación y salud.

Giovanni Fletcher, representantes de los consumidores, asegura que “la falla original en el control de precios es que no ataca la raíz del problema, es decir, la distorsión de precios generada por los proveedores”.

Tedman destaca que el momento para desmantelar el sistema del control de precios es ahora. Propone garantizar la seguridad alimentaria del país elaborando estrategias para cada rubro del agro teniendo en cuenta las problemáticas que afectan a los productores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código