VENTANA FISCAL

Controversias fiscales del agro

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QZiZZN.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QZiZZN.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202QZiZZN.jpg

OPINIÓN

El sector primario, ese que se levanta temprano para producir cantándole al viento bajo el sol, es el que menos rendimiento obtiene por los productos de la canasta básica y muchos más. La gran tajada se la llevan los intermediarios y eso lo sabemos todos.

Los productores agropecuarios, y ahora los agroindustriales de acuerdo con la Ley 52 de 2012, sean personas naturales o jurídicas, tienen ciertos beneficios fiscales, como el no tener que presentar declaración jurada de rentas siempre que sus ingresos brutos anuales sean menores a 300 mil dólares. Un análisis de esta disposición nos dice que igual beneficia a sus proveedores de bienes y servicios al no requerir ser reportados a las autoridades fiscales. También beneficia a los accionistas de las sociedades que se acogen a esta disposición, pues se pierde el control fiscal de las utilidades para los efectos del impuesto complementario y del impuesto de dividendos.

El beneficio de no tener que presentar la declaración jurada de rentas para ambas actividades tiene condiciones muy concretas para las personas jurídicas de acuerdo con el artículo 708 del Código Fiscal:

1 – que no se realicen mediante el fraccionamiento en varias personas jurídicas o que no sean afiliadas, subsidiarias o controladas por otras.

2 – que las acciones sean nominativas y a nombre de personas naturales.

3 –que los accionistas no sean socios en otras empresas agropecuarias o agroindustriales.

4 – que los accionistas no dirijan las políticas financieras y operativas de otras empresas similares.

En ciertas ocasiones las condiciones anotadas son una muralla al crecimiento de las actividades agropecuarias al eliminar el beneficio por el solo hecho de ser afiliada o controlada por otra persona jurídica, que tal vez no tenga nada que ver con dichas actividades. Igual complica la inversión en otros rubros, aunque sea con socios y en lugares diferentes.

Por otro lado, los sectores en estudio se enfrentan al cálculo alterno del impuesto sobre la renta (CAIR) por efecto de la reforma introducida por la Ley 52 de 2012 sin ninguna limitación del ingreso bruto anual. Explico: la regla general del CAIR nos dice que se impone siempre que la persona jurídica obtenga ingresos brutos superiores a un millón y medio de dólares en un período fiscal. En cambio, cuando se introduce específicamente el CAIR agropecuario con el Parágrafo Transitorio 2 del artículo 699, y luego se modifica con la Ley 52/2012, se deja sin condición en cuanto al monto del ingreso bruto anual.

En cuanto al muy conocido ITBMS, las personas dedicadas a la actividad agropecuaria y a la agroindustria, que hayan obtenido ingreso anual superior a 300 mil dólares, pueden aplicar en su declaración jurada de rentas el monto de este impuesto originado por la adquisición de materiales de empaque, servicios e insumos necesarios. En estos casos, el ITBMS se convierte en un crédito del impuesto sobre la renta que bien puede aplicar a otros ingresos gravables; en cambio, para los pequeños productores, que son la mayoría y con menos tecnología, al no tener que presentar declaración jurada de rentas el ITBMS simplemente es un costo adicional. Curioso, ¿verdad?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código