mercado laboral

Emprender desde las aulas

Dos proyectos liderados por jóvenes universitarias fueron galardonados en una entrega de premios que reconoce la labor de emprendedores locales.

Temas:

Algunos programas universitarios promueven el emprendimiento entre los estudiantes y enseñan los elementos necesarios para crear un negocio. Algunos programas universitarios promueven el emprendimiento entre los estudiantes y enseñan los elementos necesarios para crear un negocio.

Algunos programas universitarios promueven el emprendimiento entre los estudiantes y enseñan los elementos necesarios para crear un negocio. Foto por: Archivo

De izquierda a derecha: Nicole Pineda, Paullette Mora, Naisy McEntosh y Loribeth Guerra contaron cómo crearon el proyecto Frozen Fruits. De izquierda a derecha: Nicole Pineda, Paullette Mora, Naisy McEntosh y Loribeth Guerra contaron cómo crearon el proyecto Frozen Fruits.

De izquierda a derecha: Nicole Pineda, Paullette Mora, Naisy McEntosh y Loribeth Guerra contaron cómo crearon el proyecto Frozen Fruits. Foto por: Eric Batista

Vianey Ortega y Yeibel Sánchez, estudiantes de psicología, son las creadoras del proyecto Jugando se Aprende. Vianey Ortega y Yeibel Sánchez, estudiantes de psicología, son las creadoras del proyecto Jugando se Aprende.

Vianey Ortega y Yeibel Sánchez, estudiantes de psicología, son las creadoras del proyecto Jugando se Aprende. Foto por: Eric Batista

Pasar de un salón de clases al mundo real, llevar los conocimientos de los libros a la práctica y dar los primeros pasos en el mundo de los nuevos negocios son algunos de los objetivos que buscan varias universidades del país, por medio de sus programas académicos de formación de emprendedores.

En este puente entre el ámbito académico y el mundo de los negocios surgieron los proyectos Frozen Fruits y Jugando se Aprende, que recientemente fueron galardonados en el primer y segundo lugar en los Premic, galardones que reconocen la labor de los emprendedores locales y que entregan anualmente el Centro Nacional de Competitividad y la Fundación Citi.

“Todo empezó cuando en las aulas del centro de emprendimiento de la universidad nos pidieron hacer un plan de negocio”, aseguran las creadoras de Frozen Fruits: Paullette Mora, Loribeth Guerra, Neysi McEntosh y Nicole Pineda, estudiantes de Investigación Criminal y Seguridad en la Universidad Especializada de las Américas (Udelas).

Reconocen que, aunque no sabían por dónde empezar, poco a poco fueron estudiando el mercado y surgieron ideas hasta que nació Frozen Fruits.

El concepto de este proyecto radica en la popularidad que ha tenido el mercado de las paletas en el país, señalan. “Si bien es cierto que Panamá está inundado de lugares donde se compran paletas, nosotras decidimos emprender dándole un toque nuevo y nacional, con frutas panameñas y de la época”, comenta Mora.

Con el eslogan “Elige lo natural y lo nacional”, las creadoras de Frozen Fruits han optado también por el parfait, un postre a base de granola, yogur, leche condensada y frutas.

Se quieren diferenciar por evitar el uso de derivados que hacen que se pierda la esencia de la fruta. Además, son paletas con cantidades de azúcares reducidas y se pueden elaborar de manera personalizada, explica McEntosh.

Aunque su proyecto no ha salido al mercado, ya ha sido valorado por el personal administrativo y estudiantes de la facultad.

Se estima que en Panamá, 12 de cada 100 personas en edad productiva están emprendiendo un negocio.

El sector de la población que está creando empresas emergentes es el de los jóvenes entre 18 y 35 años, según el último informe del Monitor de Emprendimiento Global.

APOYO AL EMPRENDIMIENTO

Para las jóvenes emprendedoras, la aceptación del mercado no es el único reto que tienen por delante las personas que quieren innovar con un negocio en Panamá, también hay desafíos culturales y necesidad de apoyos institucionales.

“Hay que cambiar esa cultura que nos enseñan desde niño de estudiar para trabajar en una empresa, y pensar en qué idea puedo desarrollar para tener mi propia fuente de trabajo”, asegura Guerra.

Por su parte, Pineda advierte de la necesidad de apoyar al emprendimiento desde los sectores público y privado. “Debería haber más publicidad de las universidades o centros que impulsan el emprendimiento en el país, porque tal vez haya muchos, pero lo desconocemos. Hace falta más motivación de este tipo en las universidades, las escuelas e, incluso, entre los niños”, dijo.

De acuerdo con un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), un 20% de los jóvenes que participan en el mercado laboral en América Latina y el Caribe califica como emprendedor. No obstante, la mayoría está en condiciones de vulnerabilidad laboral.

UN JUEGO DE NIÑOS

Las necesidades siempre son fuentes de oportunidades, y cubrirlas no solo derivará en un impacto positivo en la sociedad, sino que también puede impulsar un nuevo modelo de negocio.

Así sucedió con el proyecto Jugando se Aprende que busca, a través de tutorías, enseñar a niños de primaria técnicas de estudios mediante juegos.

Sus creadoras, Vianey Ortega y Yeibel Sánchez, explican que se enfocan en los estudiantes de primaria, “porque en este período los niños empiezan a descubrir todo”.

Las jóvenes, estudiantes de psicología, señalan que el objetivo del proyecto Jugando se Aprende es vincularse directamente con los planteles educativos oficiales y privados de Panamá Oeste.

Las creadoras quieren promover métodos de enseñanza alternativos.

“A muchos de nosotros nos enseñaron que para aprender historia debíamos leer, estudiar tres capítulos, luego presentar una evaluación y finalmente no nos queda nada como estudiante. Pero si cambiamos ese método por una dramatización en la que tengan que participar todos los alumnos, seguramente el estudiante se va a involucrar más y cambia su perspectiva de aprender la historia”, asegura Ortega.

Para Gloriela Quintana, directora adjunta del proyecto de emprendimiento de Udelas, 40 horas para enseñar sobre innovación no son suficientes. A pesar de esto, “se busca que los jóvenes tengan los elementos necesarios para elaborar un negocio”.

Sobre los modelos de negocio preferidos por los estudiantes, asegura que “la mayoría de los jóvenes quiere emprender en tecnología, porque es lo que actualmente vende. Otros quieren entrar en los tipos de negocios que ya existen, pero dándole una diferenciación de lo que hay en el mercado”, dijo.

Justamente, la tecnología es lo que mueve actualmente el mercado de los nuevos negocios.

Un ejemplo se observa en la Comunidad de Innovación de la Ciudad del Saber, donde la mayoría de los proyectos se enfoca en esta área, siendo un 54% de la fuerza laboral hombres y 46% mujeres.

Emprender es una de las tendencias de mayor crecimiento en el mundo, y Panamá no se escapa de esta realidad, pero los analistas reconocen que para que exista una cultura emprendedora es necesario un cambio de paradigma, que no solo se tiene que dar desde las instituciones, sino desde el hogar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código