ÉTICA EN LOS MERCADOS FINANCIEROS

Libor: el gran escándalo de la historia financiera

Uno de los referentes más importantes de los mercados financieros estaba siendo utilizado para el enriquecimiento de unos pocos.

La confianza es uno de los elementos más importantes en nuestra sociedad. Cada día confiamos que tendremos agua disponible, que no nos quitarán forzosamente nuestras posesiones y que nuestras instituciones actúan en nuestro mejor interés. Somos seres que derivamos felicidad de la confianza y de la previsibilidad.

Por este motivo, la confirmación en meses recientes de que banqueros a nivel mundial estaban fijando artificialmente, con el propósito de enriquecerse, la tasa de interés interbancaria de Londres (Libor, por sus siglas en inglés) fue un golpe directo a los cimientos del sistema financiero internacional.

Una analogía sería descubrir que las cifras de desempeño económico de un país estuvieran siendo infladas de forma ficticia para favorecer a grupos económicos particulares.

Ligada directamente a 350 millones de millones de dólares en instrumentos financieros y a 80% de las hipotecas subprime en Estados Unidos, la Libor es una de las tasas de referencia más populares del mercado internacional.

Cabe explicar el rol de la tasa Libor dentro de los mercados financieros para entender mejor la profundidad de esta revelación.

Una tasa de interés, en términos sencillos, es el precio de pedir dinero en préstamo. Cuando las tasas de interés para préstamos varían al alza, la demanda de dinero disminuye y ocurre una contracción de crédito.

Por el otro lado, cuando la tasa de interés disminuye, se amplia la oferta de crédito y usualmente funciona como un indicador de que existe un período de auge en la economía.

Para que estos movimientos sean confiables, es necesario que las tasas de interés estén ligadas de forma directa a la oferta y demanda real de dinero.

El calculo de una tasa de interés por cada institución financiera en el mundo puede ser difícil, ya que buscará tomar en cuenta una infinidad de factores, desde proyecciones de la economía mundial hasta la situación política en el mundo. Por ejemplo, hoy en día, la situación en Grecia afecta de forma directa instrumentos cotizados en Estados Unidos.

Libor es una respuesta institucional a este problema de coordinación. Desarrollada hace 26 años, la tasa conjuga las expectativas financieras de los mayores bancos de la plaza mundial y sirve de referencia para otras instituciones más pequeñas.

Interesante es que la confección de la tasa Libor, que sirve como eje central de las transacciones financieras más sofisticadas del mundo, se basa en un sistema de honor entre los participantes del mercado financiero global.

Los bancos miembros de la Asociación de Banqueros Británicos (ABB), que incluye nombres prestigiosos como Banco Santander, Bank of America, Barclays, Citibank, Credit Suisse y Deutsche Bank, reportan de forma diaria a la ABB las tasas a las cuales ellos creen podrían pedir préstamos a otros bancos de la plaza.

La ABB descarta los estimados más altos y más bajos y fija la Libor con un promedio de las tasas restantes y prepara variaciones para períodos, como tres meses o un año.

Como la tasa responde a movimientos en la economía mundial, Libor funciona como una base popular para millones de transacciones comerciales que suceden de forma diaria.

Instituciones financieras, al negociar con deudores, pueden establecer Libor como una piso de referencia y agregar puntos porcentuales según perciban el riesgo de cada deudor particular.

Es importante entender esto para captar la trascendencia de este escándalo, ya que al descubrirse que Libor estaba siendo fijado artificialmente, implica necesariamente que todos los pagos realizados por deudores apegados a esta tasa fueron inflados o disminuidos con relación a la situación real del mercado para satisfacer los intereses de ciertos grupos bancarios.

Por ejemplo, en uno de los tantos correos hoy revelados entre un participante de mercado en Nueva York con los agentes de Barclays, uno de los primeros bancos que cayó bajo el escándalo, se lee: “Por favor intenta fijar Libor a 5.36 otra vez, es muy importante que la tasa se fije tan alto como sea posible. Gracias”.

Otro: “Hola. Tenemos una posición a tres meses de Libor durante los próximos tres días. ¿Podemos por favor mantener Libor fijado a 5.39 por los próximos días? Realmente nos ayudaría. No queremos que se fije superior a eso. Muchas gracias”.

Una variación de apenas un punto porcentual, por los montos involucrados en estas transacciones, representa movimientos multimillonarios en los mercados de capital globales.

Reportes recientes publicados en Financial Times indican que este tipo de negociaciones data desde al menos 1991 y que era popularmente conocido que la tasa estaba siendo arreglada.

En resumen, transacciones financieras del más alto calibre y cuyos participantes atribuían de enorme sofisticación estaban respondiendo a los intereses de grupos que deseaban incrementar su riqueza.

La elección en Estados Unidos hizo mucho para alejar la atención del público de este suceso de monumental importancia, pero los efectos económicos apenas se inician.

Miles de ahorristas, deudores y depositantes a nivel mundial están preparando demandas contra los principales bancos del mundo, incluyendo a JPMorgan Chase, Bank of America, Barclays, Citibank y Deutsche Bank.

Se estima que las demandas serán tan masivas que calificadoras de riesgo como Moody´s han indicado que podrían reducir las calificaciones de los principales bancos del mundo debido a su participación en este negociado.

Por su parte, Barclays ha decidido pagar 450 millones de dólares a reguladores británicos y estadounidenses para llegar a un acuerdo.

Además, ha sufrido una reorganización interna que incluye la retirada de varios oficiales importantes como Bob Diamond, quien estuvo con el banco desde 1996 y fue parte del liderazgo del mismo durante años recientes.

El escándalo continúa en desarrollo y es probable que tenga efectos fuertes en los mercados internacionales y ya un panel de revisión del Gobierno británico ha discutido tanto la modificación como la posible eliminación de la tasa Libor.

Un reporte de este panel también incluye la creación de acciones penales contra aquellos que participen en la modificación artificial de esta tasa.

Una revisión de esta figura es apoyada por muchos inversionistas y economistas. El economista de Felipe Chapman ve como favorable una transición hacia nuevos mecanismos para fijar la tasa de interés que contemple únicamente los precios reales a los cuales se ofreció o prestó dinero.

“Esto permitirá que haya más transparencia, ya que se basaría en posturas reales de transacciones especificas y no indicativas, las cuales impiden que las fuerzas reales del mercado operen y dictaminen los precios”.

A todas luces, las ramificaciones de esta situación apenas están comenzando a salir a la superficie.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código