NUEVAS DENUNCIAS

Equipos de DGI, en sede de Cobranzas

Cobranzas del Istmo tuvo acceso a información confidencial de todos los contribuyentes. La DGI considera esto una ‘violación total’ a la privacidad.
El director general de Ingresos, Publio Cortés (centro), acompañado de Boris Quintero, asesor legal del MEF (izq.) y Javier Said Acuña, jefe del departamento jurídico de la DGI. El director general de Ingresos, Publio Cortés (centro), acompañado de Boris Quintero, asesor legal del MEF (izq.) y Javier Said Acuña, jefe del departamento jurídico de la DGI.

El director general de Ingresos, Publio Cortés (centro), acompañado de Boris Quintero, asesor legal del MEF (izq.) y Javier Said Acuña, jefe del departamento jurídico de la DGI.

Luis Cucalón, ex director general de Ingresos. Luis Cucalón, ex director general de Ingresos.

Luis Cucalón, ex director general de Ingresos.

Nuevas denuncias contra Cucalón Nuevas denuncias contra Cucalón

Nuevas denuncias contra Cucalón

En el allanamiento efectuado a las oficinas de Cobranzas del Istmo el pasado 1 de abril se encontraron equipos informáticos pertenecientes a la Dirección General de Ingresos (DGI), reveló ayer Boris Quintero, asesor legal del Ministerio de Economía y Finanzas.

Se trata, en concreto, de computadoras y laptops identificadas con distintivos de la DGI, dijo el abogado.

La empresa fue contratada en 2010 por el ex director general de Ingresos Luis Cucalón, para recuperar impuestos morosos.

Publio Cortés, director de la entidad, detalló ayer que desde octubre de 2013 la empresa tuvo acceso por internet a cuentas de todos los contribuyentes, y no solo a las que le fueron asignadas en virtud del contrato.

Para la actual administración de la DGI y algunos abogados consultados, esto constituye una violación de la privacidad de la información de los ciudadanos.

La Prensa contactó ayer a Cucalón para obtener su versión sobre estas acusaciones. Aunque en un primer momento negó los hechos, luego remitió a su abogado para cualquier consulta.

Cortés también anunció ayer que presentó ante el Ministerio Público cinco nuevas denuncias contra Cucalón por irregularidades halladas durante su gestión (2009-2014). Estos casos se suman a otros dos que ya están en las fiscalías Anticorrupción.

Nuevas denuncias contra Cucalón

El director general de Ingresos, Publio Cortés, anunció ayer nuevas irregularidades halladas en la gestión de su antecesor, Luis Cucalón, que dirigió la entidad encargada de recaudar los ingresos del Estado entre 2009 y octubre de 2014.

Cortés reveló que desde octubre de 2013 Cobranzas del Istmo, la empresa contratada por Cucalón para gestionar determinadas deudas, tuvo acceso a las cuentas de todos los contribuyentes, no solamente de aquellos que se les asignaron para cobro.

Esto supone “una violación total al régimen de privacidad de la información de los ciudadanos que es clave en nuestro sistema jurídico”, dijo Cortés, quien responsabilizó directamente a Cucalón de lo que pueda suceder con los datos fiscales de los contribuyentes.

Según el artículo 722 del Código Fiscal, “no se podrá divulgar en forma alguna la cuantía o fuentes de entradas o beneficios, ni las pérdidas, gastos o algún otro dato relativo a ello que figuren en las declaraciones del contribuyente, ni se permitirá que estas o sus copias y los documentos que con ella se acompañen sean examinados por personas distintas al contribuyente o de su representante o apoderado”.

Según las revelaciones hechas ayer por funcionarios de la actual administración del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Cobranzas del Istmo no solamente tuvo acceso a la información de todos los contribuyentes, sino que también tuvo en sus oficinas equipos informáticos pertenecientes a la DGI.

Boris Quintero, asesor legal del MEF, dijo que en el allanamiento que se efectuó a Cobranzas del Istmo el pasado 1 de abril, producto de la investigación abierta en la Fiscalía Cuarta Anticorrupción, se detectaron CPU (computadoras de escritorio) y laptops con placas identificativas de la DGI. Las investigaciones de las autoridades deberán determinar cuándo salieron estos equipos de la DGI y en qué circunstancias llegaron a la sede de la empresa.

Consultado ayer al respecto, Luis Cucalón primero negó estas acusaciones y luego remitió a su abogado para cualquier aclaración.

Por su parte, el excontralor Alvin Weeden dijo que Cucalón “abusó de su autoridad. Él permitió que una empresa tuviera una información que era confidencial, cuando tenía que cuidar de esa información. Cucalón era el custodio del dinero y la información de los contribuyentes”.

Nuevas denuncias

Además de las revelaciones sobre cómo se amplió el acceso a la información de los contribuyentes a Cobranzas del Istmo, Cortés anunció ayer que ha presentado cinco nuevas denuncias por otras irregularidades en la gestión anterior.

En el primer caso, la DGI descubrió que se bloqueó el sistema de manera que la declaración estimada de renta no podía contener un monto menor al de la declaración jurada, algo que sí está permitido por la ley.

Además, aseguró, que “la DGI de forma irregular le quitó del sistema o redujeron el monto de declaraciones estimadas a contribuyentes sin que tuvieran derecho”.

El segundo caso está relacionado con una orden de detención preventiva hecha por Cucalón en un proceso de defraudación fiscal contra una empresa de telecomunicaciones. Cortés dijo que “la ley solo autoriza al director de la DGI para ordenar arrestos”. En este caso el contribuyente interpuso un amparo que fue admitido por la Corte, hecho que dejaba el caso en suspenso. Pese a tener este estatus, “Cucalón ordenó un secuestro arriba de $100 millones”, algo para lo que no estaba facultado, según el actual director de Ingresos.

En la tercera denuncia, Cortés señala que se levantó un secuestro de $450,000 a un contribuyente sin que hubiese pagado la deuda y “la única justificación que invocó el juez es que el secuestro se levantaba según autorización del Sr. Luis Cucalón”.

La cuarta se refiere a un secuestro decretado por el juez coactivo a petición de Cucalón. Según Cortés, el secuestro tenía que ser dictado directamente por Cucalón. En este caso, además, se detectó que aunque el contribuyente estuviera al día había un bloqueo en el sistema que no le permitía obtener un paz y salvo.

El quinto caso es referente a una finca de 934 hectáreas en Bocas del Toro que había sido rematada y adjudicada a la Nación en 1971 y tenía un secuestro desde 2008. Cortés dijo que “en julio de 2014, sin mediar justificación alguna, Cucalón ordenó el levantamiento del secuestro” de la finca y meses después un particular inició trámites para traspasar buena parte de la finca. Cortés dijo que tuvieron que hacer “grandes esfuerzos para ubicar el expediente, que estaba escondido” y que finalmente un juez coactivo dejó sin efecto el levantamiento del secuestro.

casos de cobranzas

Estos cinco casos se sumarán a otras dos investigaciones que ya están en curso en el Ministerio Público.

En la Fiscalía Primera Anticorrupción reposa el expediente por el supuesto delito de falsedad ideológica cometido por Cucalón en la confección del contrato entre la DGI y Cobranzas del Istmo. El MEF, que presentó la querella el pasado mes de enero, señala que Cucalón incluyó una afirmación falsa en el contrato cuando señaló que contaba con la autorización de la excepción de acto público, cuando esta no se tramitó con ninguna de las entidades facultadas para otorgarla.

El MEF solicitó en la querella la detención preventiva de Cucalón, algo que todavía no ha decidido la fiscalía. Contra el exfuncionario no se ha girado orden para indagatoria ni tampoco se le han formulado cargos en esta denuncia.

Hasta ahora las investigaciones que adelanta la fiscal Primera Anticorrupción, Tania Sterling, se encuentran en la etapa sumarial.

La Fiscalía Cuarta Anticorrupción, por su parte, sigue la investigación por otras denuncias previas presentadas por la DGI sobre la gestión misma del contrato, en concreto sobre cómo se asignaron las cuentas a Cobranzas del Istmo y cómo se determinaban las comisiones a cobrar por la empresa en cada caso.

También está en este expediente el caso de las comisiones pagadas a Cobranzas por la supuesta gestión hecha para recuperar las cuentas morosas de Tocumen, S.A., la entidad estatal que administra el aeropuerto de Tocumen.

La gestora de cobros recibió $21 millones por un trabajo del que funcionarios de Tocumen dicen no tener constancia, como publicó este diario.

“Por este caso, la Fiscalía debería abrir una investigación ante el posible delito de peculado. El Código Penal habla claramente de este tema”, argumentó Weeden, citando el artículo 338.

En los cuatro años que duró la relación contractual, Cobranzas del Istmo recibió $47.1 millones.

Consultado ayer sobre la identidad de los verdaderos propietarios de la empresa, Cortés se remitió a la información contenida en el expediente, que data de 2010, cuando se gestó el contrato. En aquel momento, figuraba la sociedad Limacri Holding, S.A. como propietaria de las acciones de Cobranzas de Istmo y María Alessandra Salerno Gómez poseía los títulos de Limacri Holding, S.A.

Sobre los beneficiarios finales de la compañía, Cortés, dijo que “en Panamá, cuando una compañía puede emitir acciones al portador, en el registro público no se encuentra quién es el accionista”. Sí aseguró que al momento de hacer la contratación, Cucalón debió tener certeza de quién estaba detrás porque estaba obligado por la Ley de Contrataciones Públicas.

(Con información Olmedo Rodríguez)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código