LEGISLACIÓN

Obama defiende el comercio

El mandatario trata de convencer a los críticos señalando que los acuerdos comerciales con Asia y Europa incluirían protecciones vinculantes.
Obama dijo que espera ver “progresos importantes” en 2015 en las negociaciones sobre un acuerdo de libre intercambio entre Estados Unidos y los 28 países miembros de la Unión Europea. Obama dijo que espera ver “progresos importantes” en 2015 en las negociaciones sobre un acuerdo de libre intercambio entre Estados Unidos y los 28 países miembros de la Unión Europea.

Obama dijo que espera ver “progresos importantes” en 2015 en las negociaciones sobre un acuerdo de libre intercambio entre Estados Unidos y los 28 países miembros de la Unión Europea.

Brown y otros demócratas próximos a las organizaciones de trabajadores son muy suspicaces, o incluso hostiles, hacia la legislación comercial. Brown y otros demócratas próximos a las organizaciones de trabajadores son muy suspicaces, o incluso hostiles, hacia la legislación comercial.

Brown y otros demócratas próximos a las organizaciones de trabajadores son muy suspicaces, o incluso hostiles, hacia la legislación comercial.

Al reconocer que el comercio es un tema difícil para el partido Demócrata, el presidente Barack Obama defendió ayer sus esfuerzos de ampliar el comercio con Asia y Europa y advirtió a sus críticos que oponerse daría a China una ventaja al fijar las reglas del comercio internacional.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Obama trató de convencer a los críticos señalando que los acuerdos comerciales con Asia y Europa incluirían protecciones vinculantes en materia de derechos laborales y el ambiente.

Obama habló un día después que destacados legisladores llegaron a un acuerdo que allana el camino para el convenio comercial más amplio que en varios años.

“Los mercados de crecimiento más rápido, los mercados más populosos estarán en Asia”, dijo Obama.

“Si no participamos en la creación de reglas para que nuestras empresas y trabajadores puedan competir en esos mercados, entonces China creará reglas para beneficio de las empresas y trabajadores de ese país”.

Según el acuerdo alcanzado en el Congreso, Obama tendría autoridad para negociar pactos comerciales que el Congreso puede aprobar o rechazar, pero no modificar. El Congreso todavía no ha votado sobre esa autoridad de negociación por la vía rápida y muchos demócratas, entre ellos fuertes aliados de Obama, han prometido oponerse.

“Esta es la autoridad de más alcance que se ha debatido en el Congreso”, dijo Obama en una conferencia de prensa con el primer ministro de Italia, Matteo Renzi. “Es completamente comprensible que exista escepticismo entre las familias trabajadoras que vieron desplomarse la base manufacturera y la tercerización de los empleos”, agregó.

El presidente afirmó que Japón es una de las naciones que participa en las conversaciones de la Alianza Transpacífica y que en estos momentos Estados Unidos importa más vehículos de Japón que ese país de Estados Unidos.

“Las condiciones del momento no funcionan a nuestro favor”, dijo. “No sé por qué la gente se opondría a que abriéramos el mercado japonés a más vehículos o carne de res estadounidense. No tiene ningún sentido”, añadió. Legisladores de alto rango lograron el jueves por la noche un acuerdo bipartidista en el que trabajaban desde hacía mucho tiempo, el mayor pacto de política comercial alcanzado en años, que permite a Obama negociar pactos comerciales para que sean revisados por el Congreso y avanzar con las negociaciones sobre una sociedad con naciones del Pacífico. Obama dijo poco después que firmará la ley si la aprueba el Congreso.

“No es un secreto que pasados pactos comerciales no siempre han cumplido su promesa”, dijo Obama en un comunicado, “y es por eso que solo pondré mi firma en un acuerdo que ayude a avanzar a los estadounidenses corrientes”. Entre los retos principales para aprobar el proyecto de ley están las divisiones entre el propio partido del presidente.

Demócratas liberales y pro empresariales están fuertemente divididos sobre el potencial del acuerdo para crear o restar empleos estadounidenses.

Bajo la legislación, el Congreso consigue el derecho de aprobar o desechar cualquier acuerdo comercial, pero a cambio no puede realizarle cambios, algo que preocupa a ambientalistas y otros grupos interesados.

Las divisiones además revolotean sobre la política presidencial para 2016, en momentos en que la precandidata demócrata Hillary Rodham Clinton arranca su campaña para unir al partido. El presidente de la Cámara de representantes, John Boehner, aplaudió el acuerdo pero dijo que gran parte de su éxito dependerá de Obama.

“Él debe garantizar el apoyo de su propio partido, necesario para asegurar una sólida aprobación bipartidista”, informó Boehner en un comunicado que fue repetido por la Cámara de Comercio de Estados Unidos. Para Obama, la legislación de “vía rápida” llega en un momento adecuado. Está negociando el Acuerdo Transpacífico de Asociación, que propone un pacto comercial entre Estados Unidos, Japón, Vietnam, Canadá, México y otras siete naciones que limitan con el Pacífico. Sindicatos y otros grupos alegan que el pacto haría daño al crecimiento del empleo en Estados Unidos y fomentaría que otros países abusaran de trabajadores y del medio ambiente.

La administración Obama rechaza esas afirmaciones y dice que los bienes y servicios estadounidenses deben tener mejor acceso a compradores extranjeros.

El senador demócrata Sherrod Brown, de Ohio, afirmó que el acuerdo bipartisano solo era el principio y que el proyecto podría descarrilar por las enmiendas que pudieran añadirse cuando los legisladores consideren la propuesta en comités o en la Cámara.

Brown y otros demócratas próximos a las organizaciones de trabajadores son muy suspicaces, o incluso hostiles, hacia la legislación comercial.

Alegan que estas medidas facilitan acuerdos que terminan destruyendo empleo en Estados Unidos y creando trabajos en naciones que carecen de las protecciones medioambientales y de seguridad laboral existentes en Estados Unidos.

No solo Obama expresó su apoyo al acuerdo, sino que los secretarios de Estado, John Kerry, y Defensa, Ash Carter, emitieron sendos comunicados dando la bienvenida a la noticia.

La aprobación del texto será un desafío, dada la animosidad que despierta entre los demócratas y la oposición de republicanos más contrarios a las políticas de Obama, que dicen ser reacios a aumentar su autoridad en cualquier tema.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código