PLANO URBANO

Omar versus Bolívar, San Martín, Sucre y Martí

Omar versus Bolívar, San Martín, Sucre y Martí Omar versus Bolívar, San Martín, Sucre y Martí
Omar versus Bolívar, San Martín, Sucre y Martí

Rodrigo Mejía-Andrión

OPINIÓN

En reciente ejemplar de la revista El Faro, que siempre con interés espero, encontré un extraño escrito de un conocido abogado recién premiado por la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), quien pretende comparar la figura de Omar Torrijos con los grandes héroes de la independencia americana: Simón Bolívar, Sucre, San Martín, Morelos y Martí. Como afortunadamente en Panamá tenemos total libertad de expresión, yo también compararía a Omar Torrijos con otras figuras americanas que han pasado a la historia: me refiero a otros golpistas como él, entre los cuales he seleccionado a Anastasio Somoza, Fulgencio Batista, Hugo Chávez, Pérez Jiménez, Gustavo Rojas Pinilla, militares todos ellos, debidamente entrenados para atropellar. Solo tenemos que recordar la desaparición del padre Gallegos, dejando por fuera a los demás asesinados y a los desaparecidos durante su “Gobierno Provisional” que “solo duró 21 años”, gracias a Estados Unidos (EU) que nos liberó de esa abusiva casta.

Es cierto que Torrijos logró el nuevo tratado con EU, pero contó con previos movimientos estudiantiles y políticos como la siembra de banderas en la Zona del Canal, el sacrificio de los mártires en 1964 y el extraordinario manejo político y diplomático del presidente Nino Chiari y el excanciller Miguel Moreno, al romper relaciones con EU, como también la oportuna aparición del presidente Carter.

Dentro de la herencia que nos dejó Torrijos, incluyo a Manuel Antonio Noriega, “bien cuidado”.

Para descansar de asuntos jurídicos y políticos prefiero recordar temas más livianos para esta época de paz y alegrías, retrocediendo a los días brillantes de los estudiantes de arquitectura de los años 50 en adelante, cuando éramos conocidos como los “perros de arquitectura” y se había creado nuestro famoso y exclusivo baile de disfraces, donde solo podían asistir las personas disfrazadas.

Cómo en nuestra facultad no contábamos con muchachas, salíamos a buscar chicas bonitas en otras facultades para llevarles invitaciones. Así comencé mi romance con mi excelente compañera. El baile incluía un show donde solo podían tratarse temas jocosos que se preparaban con anticipación. A nuestro grupo le tocó encargarse del baile y su respectivo show durante segundo y tercer año. Sobre un tema que me contó un amigo, escribí una pequeña obra de teatro Se alquila una novia, que me revisó el destacado periodista, abogado y político Mario J. de Obaldía, autor de la conocida crónica Sin ton ni son, con lenguaje de crítica satírica que mucho apreciábamos. En la obra presentada yo hice el “destacado” papel del empleado de casa que abría la puerta.

También por esa época quedé como directivo de los estudiantes de ingeniería y arquitectura y creamos el periodiquito El arquitecto, cuyo lema era “El único periódico, que tampoco dice la verdad”. Allí teníamos “anuncios” como este: “La Cascada. Empeñamos de todo, excepto suegras”. Éramos varios los encargados de la redacción del periódico. También como los arquitectos de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos habían creado el premio “La casa del año”, los estudiantes creamos “La casa más fea del año” e iniciamos la inscripción de muchas. Inscribimos tantas, que entró un señor que estaba negociando su venta y “nuestra inscripción” lo afectó. Por respeto al rector de la Universidad, el ilustre Octavio Méndez Pereira, decidimos suspender nuestro llamativo concurso, que ya había provocado trabajos de famosos caricaturistas de la época.

Semanas después el rector Méndez Pereira volvió a llamarnos, esta vez para contarnos que su esposa había estado en nuestra fiesta y se había divertido enormemente y que, como ella formaba parte de una entidad benéfica de señoras que tenían una función anual en un teatro con declamadores, cantantes, bailarines y música de violines o pianos, este año nos proponía que nosotros nos encargáramos del show, cosa que hicimos con tanto éxito en el teatro Bella Vista, que tres o cuatro meses más tarde nos llamó otra señora de diferente grupo benéfico que pretendían que nos encargáramos de otro acto en el teatro Central.

Tentados estuvimos de aceptar, pero la preparación del espectáculo anterior nos había quitado demasiado tiempo de nuestros estudios por lo que nos negamos y abandonamos “las tablas”.

Tras varios años de mi graduación asistí un par de veces a las fiestas de “los perros” pero ya todo estaba muy cambiado, era una fiesta cualquiera, donde los disfraces habían desaparecido. Eran otros tiempos y otros alumnos, más serios.

Felices fiestas de fin de año para todos los lectores.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código