PLANO URBANO

PLANO URBANO: Estacionar bajo parques. Quioscolandia

ESTRENO. El fundador de la empresa de comercio electronico Jack Ma ... ESTRENO. El fundador de la empresa de comercio electronico Jack Ma ...
ESTRENO. El fundador de la empresa de comercio electronico Jack Ma ...

OPINIÓN

Consecuente con la política del Estado panameño de apostar al automóvil particular como medio de locomoción preferente, considero que éste debe ofrecer a su población suficientes espacios donde estacionarse.

Por ello me parece conveniente aprovechar los parques públicos para establecer bajo ellos, el número de estacionamientos que puedan ser logrados, con un diseño cómodo y eficiente, sin importar quien lo disfrute, ya que corresponderán a un número igual de vehículos que dejarán la calle. También valdría estudiar la posibilidad de subastarlos.

En toda Europa encontramos estacionamientos bajo las calles y los parques. Recuerdo que sentado en un restaurante de esos al aire libre de un restaurante en San Sebastián, país Vasco, me llamaba la atención gente que bajaba por una escalera no muy ancha y la que salía del mismo sitio.

Como nada indicaba que se ocultaba bajo la plaza colindante, mi curiosidad me llevó a bajar para descubrir su contenido, que no era más que una amplia plaza de estacionamiento. (En España tendría que decir que las personas bajaban para abajo y luego subían para arriba, como lo dicen todos, no importa su nivel socioeconómico o cultural. En Panamá somos más modestos: solo bajamos o subimos)

Es interesante recordar que Canadá ha aplicado el sistema de establecer comunicaciones peatonales bajo las calles para pasar a la siguiente manzana, encontrándose también tiendas y estacionamientos, lo que ha recibido el aplauso de la comunidad.

Si allá aprovechar la parte baja de las construcciones es una estupenda solución al excesivo frío, en Panamá una medida similar debería ser bien recibida, jamás rechazada.

En Panamá por mucho tiempo estuvo prohibido hacer puentes que cruzaran la calle. Por esos tiempos nos visitaba con frecuencia el gran planificador colombiano Germán Samper quien nos recordaba cómo en Colombia lograron que esos cruces se permitieran.

Estaba prohibido pasar un puente privado sobre una calle, pero no se prohibía pasar una calle pública bajo un puente privado. Así en un conjunto de edificios que estaba adelantando por etapas, construyó un par de puentes largos, agradable comunicación entre edificios, sin exponerse al polvo, ruido, lluvia o sol y posibles atropellos. Luego les cruzó calles por debajo.

Como todo funcionó de maravillas, los funcionarios municipales aceptaron crear la norma que en adelante lo permitiera. Es importante derribar barreras y prejuicios de quienes rechazan innovaciones.

Los sociólogos nos recuerdan que todo cambio produce confusión y un rechazo instintivo.

Panamá ofrece al visitante una doble visión, filas de rascacielos y filas de quioscos de todo tipo, material, aspecto y uso. Si uno camina por Calidonia, tal vez podrá notar que detrás de antiestéticas hileras de quioscos existen almacenes.

Resolver este problema que ha tomado las aceras de la ciudad y enviado los peatones a pelearse la calle con los vehículos, es tarea larga y complicada. Me gustaría conocer qué planes tiene sobre ello nuestro activo alcalde.

Hay demasiada gente que ha encontrado allí su forma de vida, abusando del espacio público.

En estas últimas semanas se han estado dando una serie de acciones alrededor de los asuntos urbanos, especialmente las llamadas ciudades sostenibles.

En la Escuela de Arquitectura y Diseño de América Latina y el Caribe, Isthmus, se organizaron una serie de charlas con expositores internacionales y docentes panameños preparados como el Arquitecto y catedrático Erik Wolfschoon quien analizó el servicio que una ciudad con profundidad en su concepción, debe ofrecer a su comunidad.

El argentino y diseñador industrial Hugo Kogan expresó que un estilo de vida opulento se encuentra en la “limpieza”. Todos los expositores hicieron mucho énfasis en la importancia de los espacios públicos amables donde la gente se encuentre, se reúna, se comunique, se enamore. Me llamó la atención la expresión del arquitecto danés Lars Gemmzoe de que “el verdadero lujo de una ciudad es su capacidad de prescindir del automóvil”

Podemos afirmar que Nueva York es la gran ciudad que mejor ilustra el ejemplo de casi nulo uso del vehículo privado, ya que los ciudadanos se trasladan en transporte público soterrado como Metro, autobuses, especialmente los que permiten transferencia gratuita a otras rutas, los taxis e inclusive trenes hacia las afueras. El otro gran sistema de transporte es el peatonal, cómodo, gratuito, recomendado por médicos y sociólogos, donde encontramos ciudadanos encopetados, ejecutivos, empleados, mensajeros y gente pobre. Allí, dentro de lujosos edificios hay espacios gratuitos con jardines y asientos, además de aire acondicionado donde el caminante puede descansar. Es ciudad amable por excelencia. ¿Cuándo lo seremos nosotros?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código