Revolución afecta la vida diaria y la economía en Egipto

Aprovechando la recién conquistada libertad, están saliendo a las calles para expresar demandas acumuladas: más viviendas, mejores salarios, precios más bajos.

EL CAIRO, Egipto (AP). -La riña en un puente sobre el Nilo fue como sigue: Un chofer detiene su automóvil para mirar a los manifestantes que atestaban las aceras a ambos lados. El tráfico se traba. Los ánimos se calientan y suenan las bocinas de los coches. Un hombre bien vestido sale de su auto para confrontar al chofer que se detuvo.

"íMuévete, muévete! Estoy cansado de esperar a que te muevas", le grita.El chofer se baja de su coche y replica con insultos, golpeando reiteradamente con un dedo el pecho del otro hombre. Una multitud se forma muy pronto y los hombres son separados.

Se arreglan las camisas y reciben algunas palmadas en la espalda, para calmarlos."Si quieres mirar, ¿por qué no te estacionas y te les sumas?, grita el primer hombre. Entonces, cuando se va a montar a su coche, grita, tanto a los manifestantes como a los otros automovilistas:

"Algunos de nosotros estamos tratando de trabajar. No podemos seguir viviendo de esta forma".Abdel-Meguid Omar, que ayudó a evitar la riña, mira a su alrededor y, alzando los brazos, resume la escena con el sarcasmo típico de los egipcios: "Bueno, ésta es la democracia".

Las quejas del hombre sobre la continua perturbación de la vida diaria reflejan la creciente exasperación en medio del optimismo que caracterizó la revolución egipcia desde la caída del presidente Hosni Mubarak en febrero.

Los egipcios ven ahora un futuro en el que esperan, por primera vez en décadas, decidir sus propios destinos. Aprovechando la recién conquistada libertad, están saliendo a las calles para expresar demandas acumuladas: más viviendas, mejores salarios, precios más bajos. Las expectativas son muchas, aunque saben que no todo puede ser resuelto a la vez.

Pero el torbellino, alimentado en parte por la continuación de las protestas, está dificultando resolver las demandas. Los ingresos generados por el turismo y la inversión extranjera se desplomaron tras la revolución, al tiempo que la productividad y el sector manufacturero fueron grandemente afectados. Muchos se quejan de que sus finanzas están peor que bajo Mubarak, lo que aumenta las presiones para cambios inmediatos.

En un año crucial, el gobierno de transición está tratando de mostrar que puede implementar mejoras tangibles. Las autoridades aprobaron un nuevo presupuesto para el año fiscal 2011-2012, un paquete populista de programas de desarrollo y bienestar social. El gobierno, carente de fondos, está dependiendo de nueva ayuda de Qatar, Arabia Saudí, Estados Unidos y otros países que dicen quieren ayudar a Egipto en la transición a la democracia.

Pero muchos temen que eso no va a ser suficiente para satisfacer a la población. La necesidad de ver progreso económico inmediato podría agobiar al gobierno, en momentos en que el país trata de resolver su torbellino político."Todo el mundo quiere lo que quiere ahora mismo. Nadie está dispuesto a esperar", dijo Mansour Hamed, un empleado de una tienda de ropas, mientras bebe su café en un restaurante. "Así no se construye un país".

Las quejas no se le escapan al gobierno ni a los mandos militares que controlan el país.El ministro de Finanzas Samir Radwan, una de las figuras más visibles del gobierno de transición, le dijo a reporteros recientemente que la revolución había creado "una nueva atmósfera" en el país y que, sin dudas, "hay dificultades".

Semanas antes del alzamiento popular, el régimen anterior estaba pronosticando un crecimiento económico de 5,8% para el actual año fiscal y 6% para el próximo. Desde entonces, el crecimiento del Producto Interno Bruto para este año ha sido reducido a hasta 1% en algunos estimados. El gobierno pronostica 3% para el año próximo.El desplome del crecimiento empeora los problemas existentes bajo Mubarak.

En los últimos años de Mubarak, casi la mitad de la población vivía cerca o por debajo de la línea de pobreza - dos dólares al día -, de acuerdo con el Banco Mundial. El desempleo entre los jóvenes, que son la mayoría de la población, sería al menos el doble de la tasa oficial de 10%. La inflación de los alimentos era de 15% anual, escaseaban los empleos, los salarios apenas alcanzaban y las viviendas asequibles eran un sueño distante.Las cosas no han mejorado tras la renuncia de Mubarak.

El nuevo presupuesto, para el año fiscal que comenzó el 1 de julio, busca aliviar las tensiones lo suficiente como para que la economía recupere su paso.Establece un salario mínimo para empleos públicos de 110 dólares la mes, lo que aumenta el salario para millones de personas. Los gastos del gobierno en educación, salud y otros servicios sociales representan 54% del dinero. Los salarios públicos otros 20 millones de dólares, un aumento de 23% sobre el presupuesto previo.

El monto total es de 83.000 millones de dólares, pero se proyectan ingresos de 59.000 millones.Parte de la diferencia es cubierta con un aumento de los impuestos, incluyendo un nuevo impuesto de 10% sobre los cigarrillos. Pero Egipto está contando además con más de 20.000 millones de dólares en promesas de varios donantes, incluyendo estados del Golfo, Estados Unidos y el Grupo de los Ocho.

Pero mantener el flujo de ayuda Egipto tiene que mostrar progresos en los frentes económico y político. La preocupación dominante, tanto dentro como fuera del país, es que el creciente poder de la Hermandad Musulmana, una organización fundamentalista, vaya a dañar los lazos con Estados Unidos y Occidente.

Las elecciones planeadas para septiembre serán clave."Si el obstáculo político es superado, el respaldo financiero del G8 y multilateral proveerá una suerte de base para las finanzas públicas", dijo Citigroup en un reporte en junio. "Si, por otro lado, las relaciones entre Occidente y el nuevo régimen egipcio se deterioran, la trayectoria fiscal se vuelve mucho más incierta".

Las autoridades egipcias están claras sobre los riesgos. Al menos dos delegaciones empresariales estadounidenses han visitado Egipto en las últimas semanas, incluyendo una encabezada por los senadores John Kerry y John McCain.Para Steven Farris, director ejecutivo de la compañía petrolera Apache Corp., la primera impresión provino de un empleado local que le encontró en el aeropuerto, rebosante de optimismo.

"Él brillaba", dijo Farris, que encabezó una de las delegaciones. "Uno podía sentir el entusiasmo y la esperanza".Los egipcios tienen esperanzas, aunque moderadas por la cautela.En abril, un sondeo del International Republic Institute, grupo de estudios de Estados Unidos, concluyó que 89% de los egipcios pensaban que el país iba en la dirección apropiada. Pero 81% dijeron que la economía estaba mal y 41% dijeron que les costaba satisfacer las necesidades básicas de sus familias.Ratna Sahay, subdirectora del Fondo Monetario Internacional para el Oriente Medio y Asia Central, dijo que no hay razón para que la economía no regrese al camino del crecimiento.

"Las bases de la economía no han cambiado", dijo Sahay. "Pero, por supuesto, depende de la transición, que es difícil de predecir".Y es esa incertidumbre la que pesa sobre todos.En sus reuniones en El Cairo, la delegación de empresarios estadounidenses encabezada por Farris, que incluyó a ejecutivos de Exxon Mobil, Coca Cola y Citigroup, resaltó su compromiso con el país.

Funcionarios egipcios les mostraron proyectos de infraestructura, que algunos están considerando. Pero hasta ahora ninguna de las firmas ha anunciado inversiones.Ahmed Samir, un farmaceuta de 25 años de El Cairo, tiene la misma mezcla complicada de esperanza y temor de que no va a haber cambios reales, al menos no los suficientes como para satisfacer a la población.

"El problema real del país es la mentalidad de la gente", dijo Samir. "Durante 30 años han sido pisoteados, ignorados y convencidos de que deberían sentirse agradecidos por ello"."Ahora, somos como alguien que ha estado muriéndose de hambre y ve comida por primera vez. Queremos comer y no queremos esperar más".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

DÉCIMOS RETENIDOS ENTRE 1972 Y 1983 Fallas obligan a corregir sistema de entrega de Cepadem

Los primeros en recibir los Cepadem fueron los jubilados que cobran su pensión en los centros de pago de la Caja de Seguro Social.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

PROCESO Ratifican sentencia de 30 años de prisión para salvadoreña que abortó

Teodora del Carmen Vásquez. Teodora del Carmen Vásquez.
Teodora del Carmen Vásquez. AP

Un tribunal superior confirmó el miércoles la sentencia de 30 años de prisión para Teodora del Carmen Vásquez, una salvadoreña ...

PRENSA Reporte: Hay 261 periodistas presos en todo el mundo

Periodistas y manifestantes sostienen pancartas frente a un tribunal de Estambul, el 31 de octubre de 2017, y exigen la liberación de compañeros presos, entre ellos el reportero turco Ahmet Sik. Periodistas y manifestantes sostienen pancartas frente a un tribunal de Estambul, el 31 de octubre de 2017, y exigen la liberación de compañeros presos, entre ellos el reportero turco Ahmet Sik.
Periodistas y manifestantes sostienen pancartas frente a un tribunal de Estambul, el 31 de octubre de 2017, y exigen la liberación de compañeros presos, entre ellos el reportero turco Ahmet Sik. AP

En el mundo hay una cifra récord de 262 periodistas presos por trabajar recabando y reportando noticias, dijo el miércoles una ...

phishing Banco General alerta a sus clientes sobre correo fraudulento

Banco General tiene 73 sucursales y 614 cajeros automáticos en Panamá. Banco General tiene 73 sucursales y 614 cajeros automáticos en Panamá.
Banco General tiene 73 sucursales y 614 cajeros automáticos en Panamá. LA PRENSA/Archivo

El Banco General alertó a sus clientes este miércoles 13 de diciembre de la circulación de un correo electrónico fraudulento, ...

Destacados