VALOR RAZONABLE

Todo tiene su final

Temas:

Pasar un tiempo fuera de Panamá regala la más extraña mezcla de sensaciones. Resulta difícil no echar de menos la espontaneidad que regula nuestra cotidianidad tropical, la sabrosura de nuestra comida o la carcajada altisonante provocada por el chiste después de par de cervezas que amenizan la buena birria de baloncesto.

Con esta confesión nacionalista hecha, hay tanto creando zozobra en el Panamá de hoy que la lejanía refrescante obliga al análisis profundo de los elementos que atentan contra nuestra visión país y aspiraciones de un Estado exitoso.

Monitorear los acontecimientos más relevantes a través de redes sociales inyecta un componente de desesperación ante la incapacidad de comprender el razonamiento, el accionar y las deliberaciones que estancan a nuestro país. Se siente el profundo malestar hacia una clase política que por los últimos 15 años mantuvo algún tipo de vínculo con la maquinaria creadora de corrupción más sofisticada que la historia latinoamericana haya conocido: el caso Odebrecht dejó de ser un tema noticioso para convertirse en punto de inflexión histórico y como nación debemos enfrentar consecuencias duras, complicadas en su manejo, pero que seguramente sentarán las bases para que el futuro sea promisorio.

La frustración por la demora en investigaciones o en fallos está creando divisiones profundas que llevan a radicales posiciones y seguramente al eventual surgimiento de figuras que con discursos demagogos solo generarán más disputas y fricciones. Si el radicalismo y el discurso cargado de ira aquejaran a la clase política, a sus detractores o a líderes empresariales, pues por lo menos habría cierto aislamiento en opiniones y podríamos encender y apagar ese ruido cuando nos provocara.

Pero es que el divisionismo y las posiciones extremas donde el fanatismo prevalece están ya omnipresentes en todo tipo de discusiones, sin espacios para el argumento y la discusión sensata. Y es así como el matrimonio igualitario, la educación sexual, los derechos humanos, la medición de la pobreza, la correcta medición del concepto de progreso social y tantos otros temas que son de altísima importancia son duramente confrontados con una evidente incapacidad por escuchar el argumento contrario. El modelo económico del país pocas veces ha enfrentado una necesidad de replanteamiento como hoy: del sector bancario al logístico y de la Zona Libre de Colón al Canal de Panamá; absolutamente todo está llamado a evaluarse con un renovado enfoque hacia el turismo, la innovación o las industrias creativas y la economía naranja.

El primer paso consiste en reconocer que, como genialmente lo plantearon Willie Colón y Héctor Lavoe hace 40 años, eso que conocimos como exitoso llegó a su final y actuar sobre esa aceptación es esencial para que la sostenibilidad de un país sea alcanzable y que no nos contentemos con seguir reportando crecimiento económico de 5% o jactándonos de pleno empleo mientras nos ahogamos en el clientelismo rampante y la malversación de fondos producto de nuestros impuestos.

Descartemos esa ridícula meta de ser un país del mal llamado “primer mundo”, donde la deuda desenfrenada es norma de vida y las prácticas irresponsables que atentan contra el medio ambiente prevalecen. Seguir haciendo todo igual y esperar resultados diferentes es locura plena, como lo señaló Einstein, pero yo me quedo con lo tropical y con Lavoe: tenemos que recordar que no existe eternidad. Solo percatándonos de que el modelo político, económico y judicial caducó es que podremos refundar este hermoso y único terruño lejos de gritos, de insultos y repletos de esperanza, con anhelos de progreso para todos a flor de piel.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código