JÓVENES DE ÉXITO

Todos aquí, hablando y escuchando

Pecha Kucha se traduce del japonés como “bla, bla, bla”. En este sentido, todos los panameños son ´pechakucheros´ por nacimiento.

El gran logro de Ricardo Fernández y su amigo Juan Cruz Soares Gache, profesionales en comunicación, fue proveer el micrófono, bajar las luces y ponernos a escuchar las ideas.

Bajo el logo de Pecha Kucha han pasado todo tipo de jóvenes emprendedores con sus diversas ideas y la plataforma se ha convertido en un escenario para que el talento nacional, en todos los sentidos, se haga presente.

Desde historias de propuestas de matrimonio luego de terremotos devastadores hasta un análisis detallado de la jerga panameña, ir a Pecha Kucha es ir a revolverse en ideas y nuevos pensamientos.

La iniciativa fue traída desde Japón donde fue desarrollada por los arquitectos Mark Dytham y Astrid Klein. Durante una noche de Pecha Kucha, se presentan alrededor de 10 personas, las cuales disponen de 20 diapositivas para expresar su mensaje. Cada diapositiva es mostrada por exactamente 20 segundos y luego cambia, automáticamente.

La presión de mantener el ritmo a veces puede caer fuerte, pero muchas veces termina sacando lo mejor del presentador.

¿Cómo llega Pecha Kucha a Panamá?

Pecha Kucha empieza con Juan Cruz. Él lo vio en Argentina y le encantó y me comentó que le encantaría hacer uno. Yo me jalé el proyecto con él y mis jefes. La primera vez, yo pensé que iban a llegar 30 personas, pero llegaron 300.

Primera vez en la vida, pienso yo, que nos vamos a sentar a escuchar a gente hablar. No es un evento donde estamos regalando ´shots´, sino gente hablando de sus ideas. Lo más sorprendente, es que cada vez que hacemos el evento, preguntamos quiénes vienen por primera vez y siempre es más del 45% del público.

¿El evento tiene alguna filosofía para ustedes?

Sabes, Jonathan Harker nos dijo que estábamos haciendo como en tiempos grecorromanos donde la gente se unía en una plaza, en torno al fuego. Pecha Kucha es como una máquina del tiempo, donde dejas tu celular y convocamos a que la gente escuche para desconectarnos un poco.

Para mí, es una plataforma para que la gente pueda decir cosas. Lo mas importante es que es sin fines de lucro y lo hacemos por la ´disrupción´ que causa. Hasta ahora hemos hecho trece ediciones, buscando conectar con la gente. Decimos: “quiero ver tu arte”. Por eso digo que el que esté buscando talentos puede ir a chequearlos allí.

¿Por qué crees que a veces no conectamos como comunidad?

El celo y la envidia. Si tú cancelas eso, puedes coexistir. Donde estén, nunca vas a poder hacer lo tuyo. Lo lógico es que si alguien tiene algo parecido, vamos a unirnos. Somos a veces como unos niños grandes. Me quitaron mi juguete y ahora lo quiero porque otro lo tiene.

Aquí nos preocupamos mucho por lo que tiene el otro y eso hace que la gente no pueda coexistir.

Panamá es cosmopolita. Está en nuestra sangre. Cuando vemos lo cosmopolita afuera, lo vemos cool, pero cuando lo vemos aquí, pensamos que somos unos wannabes. Pero nosotros tenemos una identidad. Es difícil de definir, pero existe.

¿Qué es lo que crees que mantiene a la gente regresando a Pecha Kucha?

¿Sabes qué es? En verdad, yo creo que todo el mundo se puede imaginar a ellos mismos allá arriba. Se pueden decir: “yo también lo puedo hacer”. Ese “yo puedo” te va a tomar cinco Pecha Kuchas en asimilarlo, pero sientes que hay alguien como tú allí arriba hablando.

Así, te sientes importante exponiendo y siendo parte de la ola. Ese es el “yo también puedo effect”.

¿Qué podemos hacer como generación para recuperar nuestra influencia sobre la situación?

Nuestra generación debe ser menos apolítica y eso es un consejo que me doy a mí mismo. Vengo de una familia política. Ese tema me deprime un poco porque siento que no hay gente. Hace falta quitarle la envidia y los celos a eso también y meterle un poco de ética y moral.

Siempre hay una persona o un par que son los que manchan. O hablas más alto o dejas que ellos se manchen solos.

¿Si puedes mandarle un mensaje a los jóvenes por graduarse o recién graduados, cuál sería?

Yo creo que Panamá necesita gente feliz. ¿Para qué voy yo a insultarte si es energía negativa? Es igual que en el tranque. Si le gritas al que está al lado tuyo, el que está al lado tuyo, te va a gritar.

Tenemos que dejar pasar a la gente que no suma, sino resta. Por eso creo que hay que salir y hacer lo que en verdad te hace feliz. Yo creo que el éxito de mucha gente, gente que construyó este país, que lo ha hecho bien, vienen de la iniciativa de gente así. En algún momento no existía un canal de televisión y vino esta persona y dijo: “yo voy a montar un canal de televisión”.

Hay que buscar lo que te hace feliz y tratar de hacerlo de una forma en la que no está documentada en Panamá. Eso sí, cuando haces algo, creo que tienes que documentarlo. Donde documentas estás dejando historia. Graba tus canciones, pinta tus cuadros, cuando saliste a decir algo grábalo y súbelo a YouTube. En Panamá está sucediendo un shift.

Hay que atreverse y confiar en el shift.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código