FÓRMULA UNO.

Bélgica, a un paso de renunciar

Los organizadores del Gran Premio de Bélgica de Fórmula uno, que habitualmente se corre en el circuito de Spa-Francorchamps, realizan desesperados esfuerzos para no tener que renunciar a este en la próxima temporada por problemas financieros.

Cuando se corrió en septiembre, la escasa concurrencia de espectadores obligó a los responsables del GP belga a recurrir al Gobierno para cubrir los gastos de organización, que generaron una deuda con Bernie Ecclestone.

Para mantener a Bélgica en el calendario 2006, que se aprobará el 8 de noviembre en una reunión del Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automovilismo (FIA), los organizadores han pedido ayuda al vecino Luxemburgo, pero la respuesta habría sido negativa.

Los dos Grandes Premios que se encuentran a riesgo para el próximo año, ambos por causas económicas, son el citado belga y el de San Marino.

Edición Impresa