Los Bowls están mucho más cerca

Los Bowls están mucho más cerca
Ken Dorsey, de los Hurricanes, tendrá una gran responsabilidad sobre sus hombros en el Fiesta Bowl.

Los cuatro grandes Bowls del football americano están a la vuelta de la esquina.

El Sugar y Rose Bowl se disputarán el 1 de enero, el Orange Bowl el 2, mientras que el Fiesta Bowl, que definirá al campeón nacional, se jugará el 3.

En el Sugar Bowl estarán en la cancha las universidades de Georgia y Florida State; en el Rose Bowl buscarán la victoria Oklahoma y Washington State; el campeón del Orange Bowl saldrá del choque entre Iowa y USC, mientras que en el Fiesta Bowl jugarán Miami y Ohio State.

Los favoritos, según analistas estadounidenses, son los siguientes: en el Fiesta Bowl deben ganar los Hurricanes de Miami; en el Rose Bowl, todo indica que Oklahoma debe salir airoso; en el Orange Bowl el triunfo debe inclinarse hacia USC, mientras Georgia es el favorito para el Sugar Bowl.

Edición Impresa