RALLY.PETER SOLBERG (SUBARU IMPREZA) ESTÁ EN LA TERCERA POSICIÓN.

Francés Loeb acaricia el triunfo

Francés Loeb acaricia el triunfo
POR LA VICTORIA. A Sebastien Loeb y su automóvil Citroen Xsara, solo un fuerte daño mecánico podría arrebatarle el título en Córcega, antepenúltima prueba del Mundial de Rallys.

El francés Sebastien Loeb (Citroen Xsara), bicampeón del mundo desde hace 20 días, acaricia la victoria en Córcega, antepenúltima prueba del Mundial de Rallys, y afrontará la última jornada con un minuto y medio de ventaja respecto al finlandés Toni Gardemeister (Ford Focus).

El dominio de Loeb es apabullante. El francés repitió su espectacular actuación de la primera jornada y marcó el mejor tiempo en las cuatro especiales del día. Sólo una avería, un accidente o una sorpresa mayúscula podrían apartarle de su noveno triunfo del año.

La tercera posición tras la disputa de la segunda etapa es para el noruego Peter Solberg (Subaru Impreza), a casi dos minutos de Loeb.

El mejor español es Xevi Pons (Citroen Xsara), octavo a 4:44 del liderato. Menos fortuna tuvo Dani Solá (Ford Focus), obligado a retirarse tras sufrir un toque al final de la segunda especial del día, Ucciano-Bastelica, cuando estaba a 2.5 segundos del entonces quinto clasificado, el piloto oficial de Subaru, Stéphane Sarrazin.

En la categoría júnior, Dani Sordo (Citroen C2 Súper 1600), que lucha por hacerse con el título mundial, descendió al cuarto puesto de la general después de no poder completar la cuarta especial del día por problemas mecánicos en su carro.

Hoy domingo partirá con cinco minutos de penalización.

Su rival por el título, el británico Kris Meeke, es noveno. Si concluye en esa posición no sumaría ningún punto.

INDY 300

El español Oriol Serviá (Lola-Ford) fue el más rápido en la segunda sesión de entrenamientos oficiales de la Lexmark Indy 300 y hoy ocupará la "pole" en la formación de salida de la duodécima y penúltima carrera de la Champ Car World Series, que se disputará en el circuito urbano de Surfers Paradise, en Australia.

El catalán, que ya había sido el más rápido en los entrenamientos libres matinales, estableció su tiempo definitivo (1:32.616) en la decimotercera y penúltima de las vueltas que ha completado sobre este trazado de 4.497 kilómetros, sobre el que ha rodado a un promedio de 174.842 km/hora.

Oriol Serviá conquistó su primera "pole" en el preámbulo de la carrera en la que tiene posibilidades de lograr matemáticamente el subcampeonato de la Champ Car y de este modo contribuir al objetivo del equipo de Paul Newman y Carl Haas de copar las dos primeras plazas en la clasificación final.

Sébastien Bourdais, segundo en la parrilla tras haber sido el más rápido en la primera calificación, bajo la lluvia, lo tiene todo a favor para revalidar el título en esta prueba.

"Sólo puedo decir que una ‘pole’ definitiva no tiene nada a ver con todas las provisionales que había tenido hasta ahora. Me siento muy feliz porque mañana (hoy) iniciaré la carrera desde el mejor lugar. Sabía lo que podía hacer y estoy muy contento de poder salir primero", dijo Serviá.

Edición Impresa