Hodgson dice que solo fue un mal juego

Hodgson dice que solo fue un mal juego
Roy Hodgson.

A regañadientes, Roy Hodgson tuvo que dar la cara ayer tras la sorpresiva eliminación de Inglaterra ante Islandia en la Eurocopa, y en rueda de prensa afirmó que no se inmuta con la oleada de críticas que golpean al hoy extécnico de Inglaterra y a la selección.

“La verdad es que no sé qué estoy haciendo aquí”, dijo Hodgson en la rueda de prensa convocada por la federación inglesa. “Pero se me indicó que era importante para todos que compareciera y supongo que se debe en cierta medida a que hay gente que aún está afectada por nuestro decepcionante rendimiento. Me imagino que alguien tenía que salir para una práctica de tiro al blanco”, indicó.

Aunque todos están de acuerdo en que Inglaterra fue un desastre al perder 2-1 ante un país con 330 mil habitantes, la crítica inglesa debate la magnitud del fiasco dentro de la calamitosa lista de malos resultados en las grandes citas del fútbol. Para algunos, fue la peor derrota en la historia. Otros opinan que fue la peor en una generación.

“Me siento muy frágil hoy. Hemos pasado una mala noche”, afirmó Hodgson sobre el revés en los octavos de final. Pero insistió en que su equipo tuvo destellos de “buen fútbol” en los tres partidos de la fase de grupos antes de caer ante Islandia en Niza. “Un mal partido ha causado un enorme daño”, dijo Hodgson, quien teme que la derrota pueda afectar al equipo de cara a sus próximos compromisos. “Tendrán que resarcir una herida profunda”, acotó.

Hodgson señaló que tuvo que presentarse ante la prensa para no dejar la impresión de que estaba “asustado”. Pero no quería hacerlo al considerar que dijo todo lo que quería decir cuando anunció su dimisión tras la derrota. “No me obligaron a estar acá. Lo he hecho porque nunca he rehuido a una rueda de prensa, porque nunca me le escondo a nadie”, añadió.

Edición Impresa