Lenny Dykstra es sentenciado por fraude

Lenny Dykstra jugó en Grandes Ligas durante 12 años y parecía encaminado a un sólido futuro tras su carrera, escribiendo una columna sobre elección de bonos y dirigiendo varias compañías privadas.

Pero no fue capaz de mantenerlo desde que compró una mansión hace cinco años por más de 18 millones de dólares. Dykstra, de 49 años, ha luchado contra el uso de sustancias prohibidas, acusaciones de conducta sexual inapropiada y muchos otros problemas legales.

Ayer lunes, estaba programado que el jugador que llegó a ser conocido como Nails sea sentenciado por un juez federal por ocultar y vender objetos deportivos de valor y otros artículos que se suponían eran parte de su declaración de bancarrota. Los fiscales piden una sentencia de dos años y medio de prisión, aunque podría enfrentar una pena de 20 años tras las rejas.

El exjugador se había declarado culpable.

Edición Impresa