Nápoles y Juventus no tuvieron mayores problemas

Nápoles y Juventus no tuvieron mayores problemas
Gonzalo Higuaín festeja con la casaca del Nápoles. EFE/Venezia.

El Nápoles y el Juventus no ceden en un inicio espectacular de campeonato y resolvieron sus compromisos ayer con goleadas ante el Chievo (2-4) y el Lazio (4-1), respectivamente, para gobernar con puño de hierro la Liga italiana.

El Nápoles de Rafael Benítez ha iniciado su proyecto con muy buen pie. Parece erigirse como un candidato para terminar con la hegemonía del Juventus, campeón en las últimas dos ediciones, y que ha encontrado a un rival que puede comprometer un hipotético triplete de trofeos.

Después de ganar con solvencia en la jornada inaugural del torneo, confirmó su buena forma en su visita al estadio del Chievo. Con los españoles José Callejón, Raúl Albiol y Pepe Reina y el argentino Gonzalo Higuaín sobre el campo, el Nápoles ganó el partido con una primera parte que dominó pero que acabó en tablas (2-2) por culpa de pequeñas fisuras defensivas, y con una segunda en la que sentenció con otros dos goles.

Abrió el marcador Marek Hamsik, empató Alberto Paloschi, volvió a marcar para el Nápoles Callejón (su segundo gol en este curso) con una asistencia de Higuaín, y antes del descanso repitió Paloschi. En la reanudación, Hamsik adelantó al Nápoles e Higuaín cerró el marcador para dar tres puntos valiosos al cuadro de Benítez.

LA JUVE

La Juventus jugó después, no se asustó con la exhibición de su rival y pasó por encima del Lazio con un partido muy completo. El chileno Arturo Vidal marcó dos tantos en la primera parte y, antes del descanso, Miroslav Klose recortó distancias.

Después, Nick Vucinic y Carlos Tévez completaron un marcador que coloca al conjunto turinés en la segunda plaza por detrás del Nápoles.

Con su brillante actuación de hoy, Vidal se confirmó como hombre clave en el bicampeón italiano, lo que le asegura la renovación de su contrato hasta junio de 2018, como ya ha definido con la dirigencia de Juventus. También Tévez se lució, pues cerró la cuenta ayer en Turín y marcó su tercer tanto con la casaca blanquinegra, pues había convertido el del triunfo ante Sampdoria en Génova y otro frente a Lazio en la final de la Supercopa de Italia (4-0).

Edición Impresa