GRAN PREMIO DE BRASIL.

Raikkonen llegó dispuesto a arruinar la fiesta

El piloto finlandés Kimi Raikkonen llegó ayer a Sao Paulo dispuesto a intentar evitar que el líder de la temporada, el español Fernando Alonso, conquiste el título del Campeonato Mundial de Pilotos de 2005 en el Gran Premio de Brasil, que se correrá el domingo en el autódromo de Interlagos.

"Haré mi máximo por conquistar el mayor número de puntos", afirmó el piloto de la McLaren-Mercedes, quien virtualmente no tiene posibilidades de impedir que Alonso se alce con el título máximo de la temporada con su Renault.

Raikkonen es el sublíder del campeonato con 86 puntos, 25 menos que los acumulados por Alonso, quien se coronará campeón el domingo siempre y cuando sume hasta cuatro puntos menos que el finés.

El piloto de McLaren ya tiene planes definidos para intentar arruinarle la fiesta a su rival español, y estos empiezan en los entrenamientos que definirán el grid de largada de la prueba.

"Salir adelante será importante. En la pista de largada existe un declive que es más acentuado para los que están más atrás. Además, hay mucha disputa en la largada, y los que están atrás corren más riesgo de chocar", afirmó.

Edición Impresa