COTTO ANTE MARGARITO EN DICIEMBRE

Revancha cargada de morbo

Pueden haber pasado más de tres años, pero Miguel Cotto tiene a flor de piel el recuerdo de su primera derrota en el boxeo profesional.

+info

Revancha cargada de morbo

El próximo 3 de diciembre tendrá la oportunidad de ajustar cuentas con Antonio Margarito en una revancha cargada de morbo.

Por un lado está el nocaut en el undécimo asalto que Margarito le propinó a Cotto, el 26 de julio de 2008, en un sangriento combate en el que el puertorriqueño perdió su invicto y el título welter.

Y lo otro son los vendajes polémicos, cuando apenas seis meses después a Margarito le descubrieron yeso en los guantes antes de una pelea que perdió ante Shane Mosley.

Aunque el mexicano insistió en que el responsable fue un preparador y que ignoraba lo que éste hizo, el escándalo terminó en que le suspendieran la licencia durante un año.

En el aire quedó la sospecha sobre si habría usado algún material ilegal ante Cotto.

Esto es algo que Cotto mantiene presente, como lo demostró ayer martes durante un acto de promoción de la pelea por el cetro superwelter de la AMB en Nueva York.

A una pregunta sobre los vendajes, el boricua de 28 años encendió su iPhone y le mostró a los periodistas una foto en la que aparece Margarito con el vendaje roto tras una pelea.

En la interpretación de Cotto, la imagen es una evidencia de que Margarito alteró los vendajes, que esa pelea no fue justa y eso debe mitigar una de las dos derrotas en su carrera.

“Me deja saber qué sucedió esa noche, me quita algo del peso de encima y me deja saber cómo se vive en este mundo”, dijo.

Edición Impresa