Yu Darvish pone manos a la obra con los Rangers

Los Rangers quisieran que el lanzador japonés Yu Darvish pudiera adoptar rápido el acento y la jerga de los texanos.

“Se va a divertir. Le irá bien”, dijo Colby Lewis, un integrante de la rotación de los Rangers y que tiene experiencia de haber lanzado en Japón, aunque en una división diferente a la de Darvish.

Hay que darle tiempo. Lo que Darvish va a querer mostrar primero es su potente brazo antes de aprender las costumbres del estado de Texas.

Con su pelo teñido de color naranja y barbita negra, Darvish inició ayer, jueves, su primera pretemporada en el béisbol de Grandes Ligas.

Darvish llega con toda la expectativa posible, luego que los Rangers invirtieron 107 millones en el invierno para importarlo desde Japón.

Los Rangers tendrán que lidiar con la toda la atención mediática que genera Darvish en su país.

“Supongo que esto se debe al éxito y todo lo demás”, dijo el mánager Ron Washington antes de irse a observar la primera práctica de su nuevo abridor.

Edición Impresa