ENVíAN A PRISIóN

15 años para O.J.

15 años para O.J.
sentencia. El ex jugador fue hallado culpable de 12 cargos que incluyen secuestro y robo a mano armada. AP Photo/Isaac Brekken

El ex astro de fútbol estadounidense O. J. Simpson fue sentenciado ayer a cumplir al menos 15 años de prisión tras ser declarado culpable de 12 delitos el pasado mes de octubre, entre ellos robo a mano armada.

La jueza Jackie Glass condenó también por los mismos delitos a C.J. Stewart, un amigo de Simpson. La sentencia es de un máximo de 33 años, dependiendo del comportamiento, tras decir que el otrora astro de la NFL era arrogante e ignorante.

“Todo en este caso está grabado y la evidencia es abrumadora”, señaló la jueza después de escuchar los argumentos del fiscal, los abogados defensores y de los acusados. Expresó que quería dejar en claro que al decidir su pena no consideró la absolución previa de Simpson de cargos de asesinato.

“No estoy aquí para sentenciar al Sr. Simpson por lo que pasó previamente” en su vida, afirmó.

Durante su exposición Orenthal James Simpson, de 61 años, se disculpó con el pueblo de Las Vegas. “Fue un acto estúpido de mi parte. No deseaba herir a nadie”.

Simpson, ex estrella y running back de los Buffalo Bills, irrumpió con sus cómplices en una habitación del Palace Station y con un arma en la mano obligó a dos coleccionistas a entregarle una serie de artículos que allí se exhibían y que fueron propiedad del deportista.

Las deliberaciones para este juicio comenzaron exactamente 13 años después que Simpson fuera absuelto por el asesinato de su ex esposa Nicole Brown y su amigo Ronald Goldman.

“Nunca hay un cierre. Ron se ha ido para siempre”, señaló Fred Goldman, padre de Ron y presente en el juzgado con su hija Kim.

“Lo que tenemos es la satisfacción de que este monstruo está donde debe estar, tras las rejas”, puntualizó.

Tiempos de muerte y violencia en la NFL

Año a año se multiplican las escenas de jugadores profesionales envueltos en actos delictivos, especialmente en el football americano de la NFL.

Solo el año pasado, uno de sus mejores jugadores, Sean Taylor de los Washington Redskins, fue asesinado dentro de su casa. El jugador tenía solo 24 años.

Las historias siguen, y en septiembre de este año, Jason Collier de los Jacksonville Jaguars recibió 14 tiros cuando estaba en su carro. Collier, terminó paralizado de la cintura para abajo y los doctores tuvieron que amputarle una pierna.

Los grandes contratos y estilos de vida chocan, cuando también apenas hace una semana Plaxico Burress, de los Giants de NY, también se vio envuelto en un caso referente al uso de armas.

Edición Impresa