Una final de honor y varios millones

Cuentas pendientes, honor y muchos millones de dólares: Serena Williams y Victoria Azarenka, las dos mejores jugadoras del circuito, no lucharán hoy solo por ver quién será la campeona del Abierto de tenis de Estados Unidos.

Pese a que llega lanzada al partido definitivo, a que no cedió un set en todo el torneo y pese a que apenas perdió 16 juegos en su camino hacia la final, Williams cree que aún no llegó a su mejor nivel.

La estadounidense, que jugará su séptima final en Nueva York, ganó 12 de los 14 duelos precedentes ante Azarenka, pero la europea venció los dos últimos sobre cancha dura, superficie en la que ganó 31 partidos y solo perdió uno en todo 2013.

La ganadora se llevará 2.6 millones de dólares, mientras que la finalista se marchará con una decepción pero con 1.3 millón en el bolsillo, los mayores premios en la historia del tenis femenino. Además, Williams sumará un millón más si gana el torneo por haber sido la mejor jugadora en la gira norteamericana.

Edición Impresa