Y ganó por nocaut

Y ganó por nocaut
EFE/Maciej Kulczynsk

El ucraniano Vitali Klitschko (al frente) hizo ayer honor a su apodo de ‘puño de hierro’ al noquear al polaco Tomasz Adamek en el décimo asalto para defender su corona de campeón mundial de los pesados, versión Consejo Mundial de Boxeo, ante 44 mil espectadores en Breslavia.A los 2:20 minutos del décimo asalto el árbitro acabó el pleito.

Edición Impresa