CUARTO BATE

Los héroes anónimos

OPINIÓN

Mi reconocimiento al equipo herrerano por esta gran hazaña que acaba de alcanzar en el máximo escenario mundial de las Pequeñas Ligas.

Un equipo que demostró mucho coraje y que jugó con alma, vida y corazón.

En realidad, ya Herrera nos venía dando señales al demostrar un gran nivel en los campeonatos nacionales y en diferentes justas internacionales.

Un triunfo merecido por todo lo que se hizo para lograrlo y sobre todo por las adversidades a las que se enfrentó este valeroso equipo chitreano, que tiene muchos héroes anónimos que nos gustaría hablar un poco de ellos, porque trabajaron duro para ver hoy estos frutos realizados.

Pero no me puedo quedar callado ante las fallas frecuentes en que incurrieron los árbitros, con un pésimo manejo de algunos encuentros y la aplicación de las reglas que todavía se tienen algunas dudas. Por ejemplo, la expulsión del jugador Luis Felipe Alonso, en aquel mal recordado partido de semifinales.

Volviendo al tema de los héroes olvidados en este equipo, uno de ellos es el ex grandes ligas Olmedo Sáenz, cuyo nombre salió a relucir ayer en una conversación con el dirigente Plinio Castillo en el Aeropuerto Internacional de Tocumen.

Decía Plinio que fue Olmedo el que inició este proceso, que ha administrado muy bien el expelotero Algys Calvo. En esa línea están Rodrigo Tello, Rubiel Moreno, Jorge Luis Cedeño, Musso Cassino y el consagrado instructor Ramón Cedeño.

Edición Impresa