Acuerdan cerrar nacionalización del banco Dexia

El consejo de administración del banco francobelga Dexia y el Estado belga han cerrado ayer la nacionalización de parte de esta entidad, según ha anunciado Dexia en un comunicado.

La cesión al Estado de la rama belga de la entidad fue pactada el pasado día 9 por 4 mil millones de euros ($5 mil millones) y posteriormente recibió el visto bueno temporal de la Comisión Europea (CE).

Una vez cerrada, la operación será supervisada por un “comité de transición” compuesto por representantes de la Sociedad Federal belga de Participaciones e Inversiones (SFPI), del grupo Dexia y de su rama belga, que se encargará de los pormenores de la división del banco, señala la nota de Dexia.

Los Gobiernos de Bélgica, Francia y Luxemburgo acordaron dividir Dexia en tres y crear un “banco malo” para aislar los activos tóxicos que originaron las dudas sobre su situación.

Además de nacionalizar la rama belga de la entidad, Bélgica dará una garantía de 54 mil millones de euros ($74 mil millones) para la entidad residual que concentrará los activos problemáticos, a la que Francia respaldará con 32.850 millones ($45 mil millones) y Luxemburgo con 3 mil 150 millones ($4 mil 316 millones).

Edición Impresa