ENERGíA Y RECURSOS

Avance en obra de petroquímica

Avance en obra de petroquímica
El CEO de Etileno XXI, Eduardo Lima de Rozendo.

Con una inversión de 4 mil 500 millones de dólares está culminando en México la construcción del proyecto petroquímico más grande de América Latina (AL), Etileno XXI, que desde diciembre producirá alrededor de 750 mil toneladas de polietileno de alta densidad y 350 mil toneladas de polietileno de baja densidad.

“La producción de este complejo petroquímico”, ubicado cerca de Coatzacoalcos, Veracruz, “va a sustituir el 70% de la importación de polietilenos en México”, dijo Eduardo Lima de Rozendo, CEO de Etileno XXI.

Según Rozendo, representante en el país de la constructora Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional, la compañía que lidera el proyecto, el complejo tendrá una capacidad de procesamiento de 66 mil barriles de gas etano por día, que se le comprarán a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con ellos se producirán 1.05 millones de toneladas de etileno por año, materia prima para la producción de plásticos para envases de alimentos, detergentes, champús, bolsas, tuberías, biberones, juguetes, pañales e incluso prótesis para la industria médica.

Rozendo justificó la elección de México como sede del proyecto por su “ubicación estratégica”, ya que “cuenta con la costa del Pacífico y del Atlántico”, y por “los tratados que el país tiene firmados”.

Se espera que la iniciativa impacte en la balanza de divisas nacionales, generando de mil 500 a 2 mil millones de dólares por año y que sea una fuente adicional de ingresos fiscales para el estado mexicano.

Esta ciudad productiva necesitó 26 mil trabajadores para su construcción, que arrancó en 2011.

El complejo será operado por Braskem-Idesa, empresa de México formada por la brasileña Braskem (brazo petroquímico del Grupo Odebrecht) y Grupo Idesa, importante empresa del sector petroquímico mexicano.

Edición Impresa