Boeing prueba con éxito nuevo avión

El fabricante de aviones Boeing hizo despegar ayer su modelo 787-9 por primera vez, en lo que fue un vuelo de prueba realizado en Seattle.

La aeronave, seis metros más larga que su modelo antecesor y que podrá transportar hasta 290 en lugar de 250 pasajeros, realizó un vuelo ayer de entre cuatro y cinco horas.

Gracias a los tanques más grandes con los que se la ha dotado, puede volar aproximadamente 600 kilómetros más que otros modelos. Se espera que una tercera variante, el 787-10, pueda transportar hasta 330 pasajeros.

El primer cliente del modelo 787-9 es la aerolínea Air New Zealand, y el modelo ya ha sido encargado 388 veces, mientras que de todos los modelos del Dreamliner ya se han solicitado 936.

Edición Impresa