LEY DE SEGURIDAD JURíDICA

Bolivia protege a sus inversores

El Gobierno boliviano presentará en los próximos días una ley que garantizará la seguridad jurídica de los inversores en este país y que primará las inversiones que conlleven transferencia de tecnología, anunció ayer a EFE el ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca.

“Estamos en ese proceso. Los ministerios correspondientes la presentarán en estos días”, afirmó el canciller boliviano, quien recalcó que la nueva ley “tiene que ser atractiva para los inversionistas, tiene que garantizar seguridad jurídica”.

“Bolivia necesita inversiones, pero queremos inversiones con transferencia de tecnología, queremos inversiones que nos ayuden a salir de la pobreza y obligadamente tenemos que establecer reglas de juego claritas que no ahuyenten a los inversionistas”, aseveró.

Choquehuanca recalcó que el país es rico en recursos naturales, y deploró que con las inversiones anteriores “hubo un proceso sistemático de saqueo”. “Por eso estamos mal. Necesitamos inversiones que nos ayuden a salir de la pobreza”, agregó.

El canciller boliviano hizo este anuncio al ser preguntado por la solicitud de su homólogo español, José Manuel García-Margallo, quien en agosto pasado, tras reunirse en Madrid con Choquehuanca, destacó la importancia de que se den “condiciones estables de seguridad jurídica” para las empresas españolas instaladas en Bolivia.

El Gobierno boliviano expropió el pasado 1 de mayo una filial de Red Eléctrica Española (REE), aunque esta decisión no suscitó tanto malestar como la nacionalización de la petrolera YPF a Repsol por parte de Argentina, pues se llegó a un acuerdo para que la compañía reciba una justa indemnización que se sigue negociando.

La aprobación de una ley de inversiones fue acordada en agosto pasado por el presidente boliviano, Evo Morales y la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), la mayor patronal del país.

Según se acordó entonces, las nuevas normas serán elaboradas por equipos técnicos de la CEPB y de los ministerios de Economía y de Planificación y Desarrollo Productivo.

Según cifras oficiales, la inversión extranjera directa neta en Bolivia pasó de $425 millones en 2009 a $860 millones en 2011, principalmente por la llegada de capitales al sector petrolero.

Edición Impresa