Bristol-Myers comprará a biofarmacéutica

La farmacéutica estadounidense Bristol-Myers Squibb anunció ayer lunes que ha llegado a un acuerdo para adquirir por 2 mil 500 millones de dólares en efectivo a Inhibitex, una biofarmacéutica especializada en la fabricación de medicamentos contra la hepatitis C.

Los consejos de administración de ambas compañías han acordado que la firma, con sede en Nueva York, adquiera todas las acciones de Inhibitex por 26 dólares cada una, más del doble que el precio de cierre de esa firma el pasado viernes, cuando acabó a 9.87 dólares en el mercado Nasdaq, detallaron las firmas en un comunicado emitido.

La junta directiva de Inhibitex ha recomendado a sus accionistas que acepten la oferta y ya ha llegado a un acuerdo con los propietarios de alrededor del 17% de las acciones comunes de la empresa para que apoyen la transacción.

“La adquisición de Inhibitex da continuidad a la larga historia de Bristol-Myers Squibb de descubrir, desarrollar y proveer nuevos medicamentos en virología y enriquece nuestro portafolio de investigación de medicinas para la hepatitis C”, dijo su consejero delegado, Lamberto Andreotti.

El máximo responsable de Bristol-Myers Squibb añadió que “existe una gran necesidad médica en hepatitis C”.

Inhibitex, con sede en Alpharetta (Georgia), es una biofarmacéutica centrada en el desarrollo de análogos de nucleótidos para combatir el virus de la hepatitis C y cuyo principal activo es el INX-189.

Edición Impresa