Cambios para empleadas domésticas

Cambios para empleadas domésticas
La mayoría de las domésticas en el país son inmigrantes.

Un total de 80 mil empleadas domésticas de Panamá que no cotizan seguro social, no tienen cobertura médica ni disfrutan de las prestaciones laborales pueden ser equiparadas con los demás trabajadores del país de ser sancionado el proyecto de ley 189, aprobado ayer en primera discusión por la Asamblea Nacional.

El proyecto presentado por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) establece normas claras, las cuales exigen a los patronos ofrecerles condiciones dignas a las trabajadoras del hogar.

Un horario de trabajo razonable, descanso semanal de al menos 24 horas consecutivas, respeto a la libertad sindical, acceso a los beneficios de seguridad social, jubilación y cobertura maternidad son solo algunos de los beneficios que podrán disfrutar las trabajadoras.

Para el ministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles, es necesario buscar mecanismos y generar políticas que garanticen al trabajador que está en la informalidad una estabilidad económica y seguridad social.

De acuerdo a las cifras que maneja el Mitradel, las más afectadas en esta área son las inmigrantes, que supone representan más de la mitad del colectivo.

Carles considera que muchas trabajadoras domésticas llegan al país y aceptan cualquier condición para trabajar, reciben menos salario y no cumplen con la legislación laboral panameña, generando una competencia desleal para los empleados nacionales.

Sin embargo, es enfático al señalar que la formalización de cualquier trabajador es una obligación que también debe ser asumida por el empleador.

Edición Impresa