Consumo privado mejora previsiones

Consumo privado mejora previsiones
Sigmar GabrielEFE

Berlín estimó ayer que la economía alemana crecerá este año un 1.8%, tres décimas más de lo previsto hace sólo cuatro meses, gracias al consumo privado, la caída del precio del crudo, el aumento del empleo, la baja inflación y las subidas de los salarios.

El ministro de Economía, Sigmar Gabriel, presentó ayer en Berlín la actualización del cuadro macroeconómico nacional para este ejercicio y el que viene, que recoge el beneficio de una serie de factores internos y externos, y pasa de puntillas por la evolución de la crisis del euro y el conflicto en Ucrania.

“El pilar maestro del repunte es el consumo privado”, subrayó el titular de Economía y vicecanciller, que destacó“la sostenida evolución positiva del mercado laboral con salarios crecientes y creciente empleo”.

La caída del precio del petróleo, que acumula un descenso superior al 40% en los últimos 12 meses ha dejado más dinero en los bolsillos de los alemanes, a los que también ha beneficiado el entorno de baja inflación, que este año, según el pronóstico gubernamental, se situará en el 0.5%.

Edición Impresa