COMPRA DE ACCIONES

Empresa china prepara demanda

La segunda aseguradora de China, Ping An, ha amenazado con tomar medidas legales tras las publicaciones del New York Times que acusan al primer ministro, Wen Jiabao, y a su familia de acumular grandes riquezas a través de participaciones en la compañía.

Así lo aseguró la empresa china en un comunicado, en el que, sin aludir directamente al periódico estadounidense, destacó que emprenderá acciones legales acordes al daño y al impacto negativo que algunos informes de la prensa han causado a nuestra compañía.

El texto, muy breve y conciso, se limitó a subrayar la cobertura que algunos medios han dado sobre la compañía, la cual contiene serias imprecisiones, hechos tergiversados y sacados de contexto, así como argumentos incoherentes.

El New York Times publicó el día 24 la segunda parte –la primera salió a la luz a finales de octubre– de una investigación sobre la inmensa fortuna amasada por Wen y su familia desde hace años, así como las conexiones de los parientes y allegados del aún primer ministro chino con varias empresas y el supuesto nepotismo imperante.

El artículo del sábado asegura, citando documentos públicos y copias de cartas y registros, que varios familiares de Wen adquirieron acciones de Ping An a un precio muy reducido después de que las autoridades chinas salvaran a la empresa de una quiebra anunciada.

El New York Times destaca que el presidente de la aseguradora en 1999, Ma Mingzhe, escribió a Wen para pedirle una exención que evitara el cierre de la empresa, algo que las autoridades le concedieron.

El periódico narra que, después de esto, Ping An se mantuvo intacta, mientras que familiares y amigos de Wen pasaron a controlar Taihong, la cual compró acciones de la aseguradora a un precio cuatro veces inferior al que pagó HSBC Holdings dos meses antes.

Edición Impresa