INVERSIONES

Empresas, pesimistas con China

Empresas, pesimistas con China
Solo un 20% de los consultados tiene en China su principal objetivo de inversión. BLOOMBERG/Nelson Ching.

Una sensación de pesimismo sobre China se extiende entre las empresas europeas, que están reduciendo sus planes de inversión en el país asiático a medida que se desacelera el aumento de las ventas y beneficios, asegura la encuesta anual de la Cámara de Comercio Europea en China publicada en Beijing.

Las empresas europeas denuncian además trabas comerciales y burocráticas para acceder al mercado chino, que les habrían hecho perder unos 28 mil 770 millones de dólares, asegura la Business Confidence Survey 2014.

Dos terceras partes de las grandes empresas (europeas) aseguran que los negocios en China se han hecho más difíciles, señaló el presidente de la Cámara, Jörg Wuttke. La caída del crecimiento en la segunda economía del mundo se ha convertido en la mayor preocupación para las empresas europeas: solo el 57% de ellas quiere ahora ampliar sus actividades en China, frente al 86% de las que preveían hacerlo el año pasado.

Casi la mitad de los encuestados cree que la época dorada para las multinacionales en China ha terminado y considera que China necesita reformas significativas que permitan sobre todo un mayor acceso al mercado para mejorar el clima de inversión, dice Wuttke.

Un levantamiento de las barreras comerciales animaría a más de la mitad de las empresas europeas a intensificar de nuevo sus planes de inversión en el país.

Además, los resultados de negocio de las empresas europeas en China se han debilitado: el aumento de las ventas y el margen de beneficios y la rentabilidad cayeron y una tercera parte incluso señaló que el margen de beneficio en China está por debajo de la media global de sus empresas.

Y mientras las expectativas económicas en China siguen empeorando, en el país se espera un aumento de los salarios, es decir, un aumento de los costes laborales, y una mayor competencia.

La desaceleración económica y condiciones de negocio mas duras comienzan a notarse, asegura Wuttke. El porcentaje de las empresas que aumentaron sus ventas en China cayó del 78% en 2010 al 59% en 2013.

Edición Impresa