Importación muestra a la economía resistente

Las importaciones de materias primas clave de China, como el petróleo y el cobre, subieron en agosto desde el mes anterior, aumentando la evidencia de que la demanda de la segunda mayor economía del mundo siguió fortaleciéndose a pesar de las turbulencias en Occidente.

Las importaciones chinas de soja fueron las únicas que sufrieron un retroceso mensual entre todas las principales materias primas, con una caída de 15.7% a 4.5 millones de toneladas, pues los altos precios internacionales hicieron que los procesadores usaran suministros locales.

Las importaciones chinas de aceites vegetales comestibles registraron una caída mensual, de 1.4% a 690 mil toneladas en agosto.

Pero en todos los otros sectores principales, la ola de compras de petróleo y materias primas industriales sugiere que las empresas chinas siguen confiando en la economía doméstica y que probablemente vean cualquier corrección de precios como una oportunidad poco común para recuperar inventarios. Esto debería ofrecer un fuerte respaldo a los precios de las materias primas. Como la inflación china se moderó en agosto desde el máximo en tres años, observadores del mercado prevén que el banco central evite nuevas medidas de ajuste.

Edición Impresa