Impuesto genera molestias

Las diferencias entre los representantes de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) y el Gobierno por la intención del Ejecutivo de crear un impuesto sobre las grandes propiedades rurales marcaron el cierre de la Expo Prado 2011, la mayor feria del campo del país.

La 106 edición de esta muestra de ganadería, agricultura y maquinaria, considerada como el mayor evento del año por los productores agrarios, culminó con un discurso del presidente de la ARU José Bonica, quien criticó duramente al Gobierno, presente en la reunión, por su plan para tasar las propiedades rurales de más de 2 mil hectáreas.

Bonica dijo que la iniciativa, impulsada por el presidente José Mujica para frenar la concentración de la tierra y que ya está en el Parlamento, “no es idónea”.

El mandatario uruguayo pretende aplicar un impuesto de 8 dólares por hectárea a quienes tienen entre 2 mil y 5 mil, 12 dólares para los propietarios de entre 5 mil y 10 mil hectáreas y 16 dólares de impuesto por hectárea para los propietarios de más de 10 mil. “No es una buena idea, no lo es para la imagen del país”, dijo Bonica.

Edición Impresa