Impulsan búsqueda de nuevas ideas de viviendas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y sus asesores están cada vez más preocupados porque la prolongación de la crisis de la vivienda esté debilitando la recuperación económica y pueda convertirse en un obstáculo para su reelección.

El problema es particularmente agudo en un puñado de estados que todavía sufren ejecuciones hipotecarias y caída del valor de las propiedades.

Los votantes de esos estados indecisos –como Florida, Ohio y Nevada– podrían definir si Obama es reelegido. Los funcionarios del Gobierno dicen estar poniendo todas sus energías en solucionar los problemas de la vivienda, elaborando nuevas ideas y retocando programas existentes para maximizar su efecto.

“Entendemos perfectamente lo importante que es el mercado de la vivienda para la economía y el impacto que tiene en la vida de los propietarios en problemas”, señaló James Parrott, asesor del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca.

Edición Impresa